×

"Se pelean para ver quién es más poderoso y se olvidan del sufrimiento de nuestro pueblo"

El prelado también se conmovió por el sufrimiento de la gente debido a la pandemia, y lamentó la "incomprensión de aquellos que tenían que haber acompañado mejor en este camino".

- 22:42 Santiago

Durante su homilía en la misa central de la fiesta chica del Señor de los Milagros de Mailín, el obispo de la Diócesis de Santiago del Estero, monseñor Vicente Bokalic, lamentó la crisis institucional que atraviesa el país, y dijo, en referencia a los funcionarios, que "se están peleando para ver quién es el más importante, el más poderoso, y se olvidan de sus deberes, del sufrimiento de nuestro pueblo".

Lo hizo al referirse a la actitud de los apóstoles, que mientras seguían a Jesús en su camino final, murmuraban y discutían sobre quién era el más importante entre los 12, lo que se leyó en el Evangelio de la fecha.

En otro pasaje, también fue crítico al lamentar la situación que se vive a raíz de la pandemia de coronavirus, y cuestionó la "incomprensión de aquellos que tenían que haber acompañado mejor en este camino".

La jornada de ayer en la histórica Villa se inició a las 7, con la misa de los peregrinos, y desde entonces fue incesante el desfile de fieles que llegaban hasta el templete para tomar gracias ante la Cruz milagrosa, en medio de un riguroso control sanitario. Celebraron bautismos y la misa central se realizó a las 10. Luego hubo una caravana de vehículos con la imagen de la cruz.

Mensaje

La misa tuvo lugar al pie del temple, al aire libre y los asistentes guardaron el debido distanciamiento. Durante su homilía, el obispo diocesano se refirió al Evangelio, sobre la determinación de Jesús de caminar hacia la cruz, para redimir los pecados, y resucitar, para demostrar que "la cruz no es el final".

"Este pasaje de la vida Jesús que acabamos de leer, tiene mucho que ver con esto que estamos viviendo aquí, y que lo hemos vivido durante los últimos tiempos", dijo.

Y en el mismo sentido, reflexionó: "Eso es lo que debemos seguir. A quién no le cuesta asumir la cruz. Cómo hemos padecido y seguimos padeciendo esta pandemia que nos tiene acorralados desde hace un año y medio; cuántos hermanos se han quedado en el camino; cuánto dolor; cuánto sufrimiento; cuánta angustia; cuánta soledad; cuánta incomprensión de aquellos que tenían que haber acompañado mejor en este camino".

Dijo que en la gestión, si bien "se han hecho grandes esfuerzos", también es sabido que "hubo grandes ausencias en esto, probablemente algún hermano nuestro que ya no está, estaría hoy con nosotros, porque fueron lentos en las decisiones que se tenían que haber tomado".

"Venimos trayendo mochilas muy pesadas estos días, mochilas cargadas de tanto dolor, de tanto sufrimiento, a veces preguntándole a Dios por qué nos pasa esto. Caminando junto a Jesús, sus apóstoles discutían en el camino sobre quién era más importante, y esto es algo que lo estamos viendo todos los días. Se están peleando para ver quién es el más importante, el más poderoso y se olvidan de sus deberes, del sufrimiento de nuestro pueblo", enfatizó luego.

Finalmente recordó que Jesús "no vino a ser servido, sino a servir a los demás, cargó con el sufrimiento, el dolor, el hambre, el desconcierto; se olvidó de sí mismo, de su descanso, de sus privilegios, y éste es el camino".


Más noticias de hoy