×

''Van a ser dos años muy duros y uno desea que no haya conflictos sociales"

El dirigente sostuvo que existen múltiples problemas económicos que "no se van a solucionar acordando con el FMI". A la par, señaló la falta de financiación que tiene el país por "ser un incumplidor serial".

- 00:24 Santiago

El presidente de la Cámara Argentina de Comercio (CAC) Mario Grinman mostró su preocupación por la situación económica y social del país e indicó que en el contexto político actual, con un Gobierno menguado en su poder de decisiones tras la última derrota electoral y sin acceso al crédito, "van a ser dos años difíciles" los que restan hasta el final del mandato.

 

El dirigente sostuvo que "los empresarios estamos preocupados por lo que está sucediendo no sólo en términos económicos sino en las condiciones políticas, sociales, por las divergencias que existen entre las alianzas del Gobierno y en la alianzas opositoras, eso no ayuda para nada".

 

En este contexto, señaló que "todo el tema económico, las alicaídas reservas del Banco Central, el acuerdo con el FMI son situaciones que no ayudan, situaciones complejas, porque acordar con el FMI es algo imprescindible, necesario, pero no es suficiente. No se van a solucionar los problemas acordando con el FMI, pero sí se van a agravar si no se llega a un acuerdo razonable".

 

En tanto, al ser consultado por EL LIBERAL respecto de cómo avizoran el próximo verano, señaló que "para este verano y el próximo año, no hay una mirada optimista porque no la puede haber sinceramente y esto no es ser pesimista sino ser realista. No la puede haber porque el gobierno tiene que tomar acciones importantes, complejas, difíciles y tiene que estar acompañado por todo el arco político nacional".

 

En cuanto a esas medidas, dijo que "tienen que ver con reformas estructurales para poder intentar transitar un camino más normal. Por lo tanto no hay grandes expectativas para el 2022 que pueda haber mejoras importantes".

 

A su vez, consultado respecto de cómo estima que serán los próximos años hasta el final de mandato del actual Presidente, dijo: "Van a ser dos años difíciles, porque obviamente cualquier gobierno que está en el poder, no quiere perder las elecciones y van a hacer todo lo posible para mantenerse en el poder. Y así funciona aquí y en todo el mundo".

 

No obstante, dijo que el gobierno, "las herramientas que tienen son muy pocas. No hay recursos y éste es un Estado que hace décadas necesita del financiamiento externo para subsistir porque tiene déficit fiscal permanente, porque gasta más de lo que le ingresa". Subrayó que "históricamente nos hemos financiado con endeudamiento a través de acreedores privados u organismos internacionales multilaterales. Pero ahora, con la trayectoria que tiene la Argentina de ser un incumplidor serial, las expectativas de conseguir fondos frescos y a tasas razonables no son muy halagüeñas. Por lo tanto van a ser dos años muy difíciles, muy duros".

 

Puntualizó que "lo que uno desea es que no haya conflictos sociales. La gente está muy crispada, hay todos los días cortes de calles, la sociedad está reclamando cada vez más y llega un momento que resulta insoportable. Así también el accionar de individuos violentos en el sur del país, si el gobierno no empieza a poner orden, va a ser difícil, insostenible y tremendamente peligroso".

 

 


Más noticias de hoy