×

Un espacio para visibilizar los libros de autores santiagueños

- 02:25 Viceversa

Una de las primeras problemáticas a sortear por un escritor es la edición de su obra. En nuestro país, desgraciadamente no existen posibilidades de que una editorial de envergadura (y ni siquiera las de medio pelo), tomen en cuenta y siquiera lean la producción de nuestros autores.

Ante ese obstáculo y teniendo en cuenta que hay muchos escritores valiosos que merecen ser leídos, un grupo de entusiastas jóvenes santiagueños se dedican a visibilizar esa producción cultural a través de lo que dieron en llamar “La Fiera”, una feria de editores, artistas gráficos y emprendedores. Este espacio ofrece una variada producción de artistas, artesanos e interesantes proyectos editoriales locales, además de hacer llegar al lector toda una gama de propuestas de literatura santiagueña contemporánea.

“La Fiera” se realizó el 5 de marzo pasado en la galería de la vieja estación de trenes en el Parque Oeste, para ello contaron con el apoyo de la Dirección de Cultura de la Municipalidad. Hubo más de 30 expositores (editorxs, libreros, artista gráficxs, emprendedorxs y artesanxs), un conversatorio sobre política editorial y lecturas en vivo. Tuvo una amplia concurrencia y repercusión, que superó las expectativas del equipo organizador. Para conocer más de lo que hacen, entrevistamos a Rocío Villa, una de los referentes de este colectivo cultural que lleva adelante el proyecto.

¿Cómo nació “La Fiera”?

La Fiera es una feria de editorxs, artistas gráficxs y emprendedorxs. La misma nació de la necesidad de asumir una debida y sana responsabilidad de hacernos cargo de cierta capacidad de agencia como respuesta al lastre de más de dos años de pandemia y la visible precariedad que la plataforma cultural (local y nacional) viene se manifestando hace unos años.

En palabras de uno de los organizadores: “Hay una inédita cantidad de artistas creando en simultáneo y en varias ramas. La Fiera pretende ser un espacio de encuentro para los productores culturales, en esta época de ebullición.”

¿Quiénes la idearon?

En un primer momento se lanzó una convocatoria abierta para organizar de manera colectiva una microferia de editorxs y emprendedorxs. Este impulso inicial decantó en el compromiso de un pequeño grupo integrado por el escritor y editor El Marito (Umas), la editora Rocío Villa (Tóxicxs), el editor y escritor Alfredo A. Díaz (Tóxicxs), la ilustradora Shinigami Kasegawa y lxs poetas Livia Auatt y Mauricio González Faila. Actualmente el grupo se amplió con la incorporación de Rocío Pereiro (Umas) y el artista gráfico Sr. Junco.

¿Cuál es el objetivo que persiguen?

Los objetivos se encuentran en permanente construcción, a medida que fluyen intercambios entre los integrantes.

Al menos desde Tóxicxs (revista literaria y editorial artesanal) creemos que los objetivos son múltiples, desde cuestiones prácticas, por ejemplo: circulación y venta de libros, a cuestiones más políticas y de cierto activismo desde la trinchera de la edición. Asimismo desde el espacio también entendemos que la cultura es un derecho y por eso buscamos fomentar su producción, conservación y acceso. Creemos en la organización colectiva como forma de transformación efectiva.

¿Es una asociación abierta a todos los grupos literarios de la provincia, del país, escritores independientes? ¿Cuáles serían los parámetros de escritor al que están dirigidos?

La Fiera no se presenta -al menos por ahora- como un tipo de asociación, creemos que el calificativo de colectivo le sienta mejor. Todxs lxs editorxs,artistas gráficxs y escritores pueden sumarse a las instancias de organización. La tentativa es que no sólo participemos de los eventos, las ferias, etc., sino que podamos involucrarnos, comprometernos en alguna medida. No solo ocupar espacios, sino habitarlos.

Con respecto a los libros artesanales, La Fiera sólo muestra los libros cosidos a mano y hechos artesanalmente o también los que salen de la industria gráfica, de la imprenta, todos igualitos y con los mismos diseños? La Fiera pretende dar un lugar destacado a las producciones locales de editorxs y artistas gráficxs, para ello se lanzó una convocatoria abierta que permitió exponer el material de gran parte de los proyectos vigentes. En este sentido la feria contó con un amplio espectro en cuanto a la materialidad del objeto libro: cartonero, artesanal e industrial.

¿Es una feria itinerante? ¿Cuáles son sus proyectos?

En tanto “La Fiera” plantea un tipo de organización independiente y participativa buscamos proyectarla en diversos espacios y lugares, entendiendo que esto añade cierta complejidad y requiere de la articulación con diversos actores. Por eso se piensa en ello a futuro, a medida que el grupo se consolide y encuentre canales que permitan llevar la feria a otros rincones de Santiago y sus alrededores.

Hay algún proyecto de emprendimiento, por ejemplo, de tener un lugar físico establecido para la venta exclusiva de libros de autores santiagueños? Han presentado algún proyecto cultural de este tipo antes las autoridades gubernamentales para solicitar el apoyo oficial?

En el conversatorio sobre política editorial que tuvo lugar en la primera edición de La Fiera se planteó la necesidad del sector de contar con un espacio de distribución propio y amigable con las características y aspiraciones de cada proyecto. Entre las rápidas conclusiones a las que se llegaron, podemos mencionar: la precariedad del circuito de la edición en la provincia, la casi nula existencia de redes entre nosotrxs, cierta desorganización, concentración de la publicación en determinados sectores y falta de visibilidad para los nuevos proyectos. Entendemos que todos estos temas requieren de la participación activa y el diálogo constante entre los diversos actores del campo editorial de la provincia y por lo tanto superan los objetivos de “La Fiera” como evento.


Más noticias de hoy