Opinión Por Miguel Ángel Rouco - Analista económico

La siesta

A pesar de las propias miserias de la coalición gobernante, Macri abrió una ventana por la que al menos ingrese aire fresco que intente renovar las viejas estructuras corporativistas en el país.

16/06/2017 -

E l presidente Macri desperto y sacudio la tranquila siesta argentina poniendo sobre la mesa los devastadores efectos que produjo la ¡§denominada¡¨ mafia laboral sobre la economia argentina. El tema no es menor y se trata de una de las viejas remoras que deterioraron la productividad de la economia argentina y que no solo alejaron inversiones sino que destruyeron ahorro y capital genuinamente argentino. A pesar de las propias miserias de la coalicion gobernante, Macri abrio una ventana por la que al menos ingrese aire fresco que intente renovar las viejas estructuras corporativistas en el pais. Ya sea por hartazgo o porque finalmente se dio cuenta de que no hay salida para la economia argentina sin reformas estructurales, la arremetida de Macri contra la mafia laboral es un oasis en medio del desierto. Todo esto ocurre luego de que el jefe del Estado escrutara sin intermediarios que es lo que piden los hombres de negocios luego de un activo semestre que lo llevo por el mundo a palpar la realidad mundial, y tras la visita de numerosos lideres mundiales. Todos invariablemente con reclamos similares. El perverso entramado laboralista local compuesto por sindicalistas, una legislacion claramente favorable a convalidar todo tipo de excesos y abusos en la relacion laboral y que fomenta la industria del juicio, apoyado por un sistema judicial que a priori inclina la balanza en favor de esos desbordes, deja expuestas a las empresas a todo tipo de danos. No solo esto aleja a nuevos inversores, sino que ademas dana al capital existente, en especial a las Pyme, que no tienen respuesta y se encuentran en posicion de virtual indefension. Pero esta brisa de aire fresco, abrio una herida interna en la burocracia de Cambiemos que solo aspira a una pirrica victoria en los comicios de octubre, para asegurarse sus mieles de poder. El latiguillo presidencial resulto un auspicioso cambio de clima entre los empresarios locales que dias antes comenzaron a tomar distancia de la Casa Rosada, ante la siesta por la que transita la economia. ¡§Parece que Macri se desperto de la siesta. Es que habian metido la economia bajo la suela de sus apetencias politicas y dejaron la agenda economica para despues de las elecciones. Han perdido mucho tiempo porque si este ano se hubieran hecho reformas, habria cola para invertir en este pais¡¨, comentaba un empresario despues de la denuncia de Macri. Sin embargo, la duda flota entre los hombres de negocios locales. Notan que el Palacio de Hacienda deprime el entusiasmo con su excesivo gradualismo fiscal e impositivo y que no acompana el envion que proporciona un mundo avido de generar nuevos negocios. Para el ministro de Hacienda, Nicolas Dujovne, no fue una semana tranquila. A pesar de querer anticiparse a las demandas de los sectores empresarios, el ministro dejo expuestas sus propias limitaciones, desactivando cualquier expectativa de cambios y reformas para despues de las elecciones. El martes, los hombres de negocios nucleados en la Asociacion Empresaria Argentina (AEA) le dejaron planteadas sus quejas al ministro Dujovne. Tras escuchar pacientemente el diagnostico ministerial y aun sin romper la cordialidad de un almuerzo, los empresarios reclamaron medidas urgentes para mejorar la rentabilidad de las companias tales como permitir el ajuste por inflacion de los balances y que se tome el impuesto a los debitos y creditos bancarios como pago a cuenta de ganancias. ¡§Eso no requiere de una ley del Congreso y se puede hacer mediante un decreto¡¨, expresaron algunos de los asistentes. El mismo malestar quedo expresado por parte de la nueva mesa directiva de la Union Industrial Argentina (UIA) en un conclave con el presidente Macri y con el ministro Dujovne en la Casa Rosada. Alli los empresarios le pidieron celeridad en la reforma tributaria. ¡§Los efectos de IVA, mas impuesto al cheque, mas Ingresos Brutos y las cargas patronales, desalientan cualquier inversion nueva y ponen en jaque la rentabilidad de nuestras companias. Asi no se puede seguir¡¨, senalo uno de los asistentes. La respuesta ante ambos pedidos fue la misma: ¡§La situacion fiscal no nos permite tomar esas medidas¡¨, dejando al descubierto el fracaso del gradualismo fiscal. Macri rompio la tranquila siesta de Cambiemos, aunque nada asegura que habra cambios despues de octubre. ƒÜ

 
Compartí
esta nota

También te puede interesar