Dolar Oficial: - Dolar Blue:- Dolar CCL:- Dolar Bolsa: - Dolar Mayorista: -

EL LIBERAL . Economía

Cayó la consulta al médico

Diferentes especialistas locales cardiólogos, oncólogos, oftalmólogos, bioquímicos, nefrólogos, ginecólogos, bioquímicos y odontólogos, señalan lo que ocurre en los consultorios. Los pacientes migran del sector privado al público.

12/02/2024 06:00 Economía
Escuchar:

Cayó la consulta al médico Cayó la consulta al médico

Hay dos datos clave de los últimos 7 días para tratar de entender el impacto y las consecuencias graves de la crisis actual y futura en la salud de la gente. El primero, la caída en la compra de medicamentos que llega hasta un 45% en el primer mes de este año, según una medición a nivel nacional. La segunda, el deterioro violento del poder adquisitivo que sufrieron los salarios expresado en una inflación que cerró el 2023 en 211,4% contra los salarios que crecieron un 152%. 

Los recortes aplicados por la gente desde fines del año pasado por el avance inflacionario y que se profundizaron en lo que va del actual, empezaron a erosionar dos pilares hasta ahora insustituibles en las economías familiares: La salud y la comida. Ocho profesionales médicos santiagueños, varios de ellos al frente de sus respectivos colegios profesionales, expresaron a ELLIBERAL cómo viven la situación en sus consultorios y, también, cómo impacta en el mismo sector.

Javier Jensen, presidente de la Sociedad de Cardiología 

"Los pacientes ya no vienen por un chequeo, vienen solo en situaciones críticas"

El Dr. Javier Jensen, médico cardiólogoy presidente de la Socidad de Cardiología de Santiago del Estero, señaló que las consulta de pacientes han disminuido un 30% en consultorios privados de su especialidad.

"Creo que todo tiene que ver con la situación económica actual del país, han disminuido los pacientes en el sector privado. Ya no consultan por un chequeo cardiovascular o general o para control de su enfermedad crónica. Vienen solo en situaciones críticas, cuando ya es indispensable, porque no cuentan económicamente para realizar el control", indicó.

Agregó que "también es cierto que el médico ha subido el plus y en eso se ve desfavorecido el paciente pero tiene que ver mucho con el mal accionar de toda las pre pagas y obras sociales que están pagando muy mal al profesional, porque no pagan por la orden de consulta ni la mitad de lo que debería estar cobrando un profesional".

Puntualizó que no solo se han dejado de lado las consultas y chequeos, sino también los tratamientos. "Muchos pacientes han dejado el tratamiento o, por ahí, empiezan a tratarse en forma que no corresponde: Dicen que toma una pastilla cada dos días para que le dure más la medicación, cuando no debería ser así porque no le hace efecto, pero los medicamentos han subido más del 200% y 300% y obviamente el paciente, o toma la medicación o come, es más o menos así".

Afirmó en este sentido que "un paciente que ha pasado por un evento cardiovascular, un infarto agudo de miocardio, se va a la casa con 6 ó 7 pastillas que capaz le cuestan unos $150 mil por mes y que si uno se pone a ver en relación con el salario que tienen, no llegan y terminan atendiéndose en el hospital público". Agregó que "hay muchos pacientes del sector privado que tenían pre pagas y las han dejado de pagar porque les han aumentado mucho y los estamos atendiendo en el hospital Regional. Hay pacientes que eran del sector privado y hoy están en la parte pública, eso se está viendo mucho".

El cardiólogo explicó que "las consecuencia de dejar el tratamiento o de discontinuarlo más en lo cardiovascular, son críticas. Un paciente que ha hecho un infarto y le ponen un stent cardiovascular y hacen una angioplastia con el stent, tiene que tomar aspirina, estatina, betabloqueantes y si suspende la medicación las consecuencias son críticas: Se le tapa el stent, vuelve a hacer infarto, muerte, arritmia, descompensación de su patología de base, insuficiencia cardíaca por suspender el tratamiento, termina con fallas cardíacas con consecuencias críticas, son todas cosas muy graves, dentro de las patologías nuestras, no existen cosas leves. Si se abandona la medicación un paciente tiene consecuencias criticas".

Dra Vanina Giraudo, médica oncóloga

"Ha bajado la cantidad de consultas y sí han crecido mucho los pedidos virtuales"

La médica oncóloga, Dra Vanina Giraudo, quien atiende a pacientes tanto en el sector público como en el privado, señaló que "hay una disminución de la cantidad de pacientes que asisten a la consulta. Ya han dejado de asistir al consultorio por cualquier duda que puedan tener, porque nosotros también cobramos plus, en las consultas verbales. Por ahí la gente lo piensa dos veces y viene a consultas bien específicas pero sí, han disminuido".

Agregó que "lo que sí ha aumentado son las consultas de pacientes con obra social en el hospital. También ha crecido mucho la consulta virtual por whatsapp que nosotros en Santiago aún no cobramos, desde pacientes que nos muestran la foto de una lesión hasta recetas porque muchas obras sociales las reciben en formato pdf y estamos llenos de esas consultas. Por ejemplo, cada vez que llegamos a casa luego de salir del consultorio, tenemos entre 100 a 120 de esas consultas por una receta, por un certificado".

Puntualizó que si bien las situación es compleja, "en mi caso no tengo pacientes que hayan dejado su tratamiento porque como sea tratamos que tengan su medicación. Hoy, casi todas las drogas oncológicas son de algo costo pero como sea tratamos que el paciente pueda acceder, en los casos de pacientes de bajos recursos van al hospital y se hace algunos trámites más extensos para que acceda a la medicación, pero también hay muchos pacientes con obra social que van a la consulta al hospital".

Añadió la profesional que "a los pacientes del interior es a quienes más les cuesta llegar a la consulta o pedir las recetas de los medicamentos porque ha aumentado muchísimo el tema del transporte. A algunos les cuesta como $5.000 solo el viaje de ida de lugares como por ejemplo Añatuya y por lo general viene con un acompañante, más el costo de pagar la consulta, a veces gastan hasta $20.000 solo para venir y regresar y es mucho para una familia, eso también pasa, es una alarma entre los médicos".

Dr Ignacio Catella, Circulo Odontologico Santiagueño (COS)

"Hay menos consultas y tratamientos influenciado por la situación económica"  

Para el presidente del Círculo Odontológico Santiagueño (COS) Dr Ignacio Catella, "sí ha bajado la cantidad de consultas y tratamientos en los consultorios, sin dudas influenciado por la actual situación económica y a la incertidumbre con respecto a lo que se viene".

Recordó que "históricamente, estos meses de vacaciones, son de fuerte trabajo para los odontólogos, ya que los pacientes aprovechan las vacaciones para consultar y hacerse los tratamientos, pero ahora están siendo la excepción".

Dra. Cristina Gambone, Col. de Bioquímicos de Santiago del Estero

"Ha caído un 50% fácil las prácticas en laboratorios,  la gente teme ir al médico"

"Hay menos afluencia de gente a los consultorios. El trabajo ha disminuido fácilmente en un 40 a 50%. De 10 personas que asistían a los laboratorios para alguna práctica, han bajado a 5 ahora. Primero, porque todo ha influído: Desde el costo del transporte, con lo cual la gente del interior ya no viene, el costo de la nafta, los plus médicos, los remedios que han subido, o sea la gente tiene miedo de ir al médico para que no le recete algo que seguro, no lo va a poder comprar", indicó Cristina Gambone, bioquímica presidente del Colegio de esa profesión.

Destacó que "los controles rutinarios se los hace poca gente, la gente que va al médico es gente que se siente mal. Hay mucho dengue y mucha psicosis con el dengue. Van a esas consultas pero sí hay mucho trabajo que ha disminuido".

Puntualizó que "la contrapartida de esto es que ha aumentado el trabajo en el hospital público, en la guardia se ven muchas consultas. En el hospital ha aumentado en detrimento de la parte privada. Uno la nota a la gente con miedo, que no vaya a ser cosa que se tenga que operar, que tenga que hacer algo de más complejidad porque no va a poder. Entonces, consultan cuando ya no dan más". 

Dr Raúl Cejas, nefrólogo 

"Disminuyó la gente que concurre a consultorios y más gente con obra social va al hospital público"

Por su parte, el Dr. Raúl Cejas, especialista en Nefrología con atención a pacientes tanto en el servicio de salud privado como en el estatal, sostuvo que "disminuyó la gente que concurre a consultorios. En el hospital público, en el servicio de Nefrología se empezó a atender gente con obra social que habitualmente no concurría al hospital . Pero la consulta general también disminuyó ".

Puntualizó en cuanto a los tratamiento que "en la parte privada –con obra social- se realizan habitualmente porque el módulo de atención incluye el traslado del paciente a realizar su tratamiento. En la parte pública, si, algunos pacientes acuden dos veces por semana, algunos por el costo del traslado".

El médico, sostuvo además que "en Nefrología la gran dificultad que había era el precio de todos los elementos que se utilizan porque son a valor dólar como por ejemplo los filtros, eso ya se ha solucionado parcialmente, pero todo lo que es diálisis ha quedado desfasado en sus precios, todos los elementos que necesitan las máquinas de diálisis son a valor dólar y eso, no se pudo equiparar" luego de la devaluación.

A modo de ejemplo, antes se abonaba $15.000 por el dializado de un paciente que la realizaba 3 veces por semana, pero solo el filtro que demanda toda ese tratamiento, tenía un costo de $20.000 pero ahora ese valor pasó a $35.000. Esa diferencia se buscó equipara, porque "se tenía que dializar sí o sí a los pacientes y estábamos trabajando a pérdida pero ahora las obra sociales comenzaron a entender la problemática a partir del diálogo de toda la Sociedad de Nefrología de la Argentina".

Dra. Cecilia Parisini, Presidenta del Colegio de Médicos

"Sí se pueden haber resentido las consultas que no son de urgencia"

La Dra Cecilia Parisini, Presidenta del Colegio de Médicos de Santiago, se refirió a la situación actual de la atención médica e indicó que "sí pueden haberse resentido un poco las consultas, las que quizá no sean de urgencia, ni de gravedad o control de patología crónica. En esta época es difícil determinar porque habitualmente baja la consulta por las vacaciones. Pero desde marzo se va a ver realmente el grado de afección que tiene la cuestión económica en la consulta y en los tratamientos".

Destacó además que "la gente en lo que pueda bajar los gastos lo va a hacer. También trabajo en el hospital público y no hemos visto que haya aumentado la cantidad de consultas, pero quizá es algo influenciado por las vacaciones pero creo que más adelante se va a afectar".

En cuanto a los aranceles que pagan las obras sociales a los médicos por su práctica profesional, señaló que "hemos tenido algunas actualizaciones de obras sociales que hasta el año pasado no podían actualizar pero a partir de la liberación de esa posibilidad, han ido actualizando, no como quisiéramos, porque la inflación nos lleva puesto a todos, pero hubo alguna actualización". 

Respecto a si la actualización es en igual proporción al 40 y hasta 50% de aumentos que hubo en las cuotas de los afiliados, indicó que "en líneas generales ese traslado de la suba al afiliado en la cuota no es tan directo. Si les han permitido subir un 40%, ese traslado es de un 30% y en algunos casos escalonado, siempre quedamos por debajo de la inflación".

Agregó que desde Enero, el Consejo Médico informó que "el arancel mínimo ético sugerido es de $12.000 que surge desde la Consejo Federal de Entidades Médicas Colegiadas (Confemeco) y se saca a partir de cálculos de distintas variables como la inflación, costo de vida, sueldos de la región, costo de consultorio, pero nunca llegamos a esos valores con los salarios que nos pagan las obras sociales o prepagas, no son valores a los que se llegue en Santiago".

Puntualizó que "el promedio del bono o la orden de consulta que se paga aquí está en las prepagas grandes en $6.000 a $7.000, lo que son algunas obras sociales entre $4.000 a $5.000, nunca se llega al valor sugerido, es como un valor que nos resulta ficticio en nuestra realidad de Santiago porque no se llega, ni siquiera en una consulta particular está en esos valores".

Dr Ricardo Passone, Sociedad de Oftalmología

"Venimos notando una baja fuerte en los tratamientos oftalmológicos"

El médico oftalmólogo, Ricardo Passone, miembro de la Sociedad de Oftalmólogos, señaló que si bien la temporada vacacional no es parámetro para medir si bajaron las consultas ya que por lo general caen un 40%, otra realidad es la de los tratamientos.

"Eso lo venimos viendo desde fines del año pasado, cuando el dólar subió, la mayoría de las empresas que nos proveen los insumos médicos, dejaron de venderlos como solían hacerlo en otras épocas a dólar oficial y lo empezaron a vender al dólar paralelo, con lo cual se triplicaron los costos de todos los insumos médicos y desde entonces venimos notando una baja importante en los tratamientos médicos", indicó.

Agregó que "no se pueden dejar de trasladar los aumentos que tampoco se hacen en su totalidad porque sinó sería imposible, no trabajaríamos nada ni le podríamos dar soluciones a personas que necesitan solucionar sus problemas en forma urgente. Porque hay cosas que se pueden de alguna manera dilatar el tratamiento pero otras necesitan en forma urgente".

Puntualizó que "si a una persona de pronto una cirugía se le aumenta un 200 ó 300% de lo que habitualmente se cobra, a quien no le ha variado su ingreso es imposible afrontarla, así que uno trata medianamente de compensar y mediar. Pero, lamentablemente creo que esto se va a seguir agudizando porque los problemas que estamos teniendo ahora es que hay muy pocos insumos para poder operar y hacer tratamientos, sumando a que siempre hay alguna variante que encarece un poco más la compra y de eso si uno lo lleva con la inflación actual que tenemos que vamos a cobrar nuestras prestaciones médicas a 30 o 60 días, estamos casi un 60% abajo".

Añadió que "va a haber una baja importante en tratamientos que pueden esperar, en los urgentes no, porque sabemos que están en riesgo las funciones del organismo y a veces, la vida y no se puede dilatar como pareciera que dicta la parte económica".

Soledad Diaz Villalba, médica ginecóloga

"Hay una merma en las consultas tanto privadas como públicas"

La Dra Soledad Díaz Villalba, especialista en ginecología, indicó que "hay una disminución de pacientes que asisten a la consulta tanto privada como pública y esto se debe a que la salud tiene una intrínseca relación con el modelo económico, social y político que propone el actual gobierno nacional. Tanto la salud pública como la privada están violentamente desreguladas, han perdido los subsidios tanto para la salud pública como para la economía que aplica tanto para la capacidad de desplazamiento de las personas, del boleto, la suba de la posibilidad de movilizarse, todo eso dificulta el acceso de pacientes para su movilización y por lo tanto, para la atención médica".

A su vez, alertó que en este contexto "hay otro objetivo que no se cumplirá con lo que es la prevención, no se podrán prevenir enfermedades ni las crónicas ni las transmisibles que son de gran importancia para el diagnostico, tratamiento, detección y prevención".

Añadió que "en este contexto de desregulación con la pérdida de empleos y la caída del poder adquisitivo más la desregulación en los precios de los fármacos, esto implica no poder monitorizar desde el punto de vista médico y farmacéutico ni la venta de fármacos ni la continuidad de tratamientos farmacológicos, el gobierno nacional avanza sobre el ejercicio de la profesión médica y farmacéutica y también afecta a la innovación tecnológica de la misma manera".

Lo que debes saber
Lo más leído hoy