×

Decenas de chicos ebrios empañaron la fiesta del Día de los Estudiantes

Se vieron dos caras del festejo: en los colegios no hubo excesos; en las afueras de los boliches la policía demoró a los que intentaban ingresar alcoholizados. EL LIBERAL registró quioscos y almacenes en Santiago y La Banda, donde se vendía vino y cerveza a los menores.

- 01:35 Santiago

Jóvenes alcoholizados que querían ingresar ayer a las estudiantinas organizadas en los locales bailables de la autopista Santiago – La Banda, fueron interceptados por agentes de la Policía, trasladados a la oficina de la División Prevención y Protección contra el Alcoholismo, y entregados a sus padres. Esta política- que tenía como objetivo evitar accidentes e incidentes- logró detectar más de una decena de adolescentes que habían participado de reuniones privadas y que intentaron burlar los controles de seguridad para ingresar a estas reuniones.

De acuerdo con la estimación realizada por las autoridades del operativo, más de 6 mil jóvenes de diversos establecimientos educativos de la provincia se concentraron ayer en este sector.
EL LIBERAL pudo presenciar el momento en que los agentes policiales captaban varios estudiantes alcoholizados y eran apartados para proteger su integridad e impedir que puedan accidentarse como consecuencia de su estado de ebriedad.

A lo largo de la jornada, también pudo observarse a menores de edad comprando y consumiendo bebidas alcohólicas en diversos quioscos de la ciudad, cuyos dueños hacían oídos sordos a las advertencias de las autoridades de control.

Durante la siesta, miles de chicos que llegaron en vehículos particulares y caminando hicieron largas colas para entrar a los boliches de la zona para compartir la celebración con sus pares de otros colegios.

Con banderas y remeras distintivas con los nombres de las escuelas, fueron muchos más los estudiantes que compitieron sanamente a través de cantos y bailes dentro de los locales bailables y fuera de ellos.

Consultado sobre el desarrollo del operativo, Elbio Itúrrez, de la División Prevención y Protección contra el Alcoholismo, precisó que “alrededor de diez chicos alcoholizados fueron detectados en las puertas de los boliches, pero fueron entregados a sus padres inmediatamente. En el interior de los locales sólo quedó diversión sana”.

Detalló que otros doce menores debieron ser trasladados a las oficinas para evitar que sean protagonistas de incidentes o accidentes debido a su estado de alcoholización.

Colaboración
Referentes del Proyecto Padres acompañaron los operativos y colaboraron con los agentes policiales y el personal de las municipalidades de la Capital y La Banda para que todo se desarrolle con normalidad.

En tanto, desde la Dirección de Tránsito y Transporte municipal se llevaron a cabo estrictos operativos viales con importantes resultados. José Samalea, director de la dependencia precisó que “en forma conjunta con la Policía de la provincia se controlarán vehículos hasta el domingo próximo, en diversos horarios y lugares”.

“En la jornada de mañana –por hoy-, se ha tomado la decisión de que el único ingreso hacia el parque Aguirre y la Costanera será por calle Alsina, utilizando las restantes como vías de salida, siempre teniendo en cuenta que para el día viernes, por los festejos organizados por la Municipalidad de la Capital, se van a tomar las mismas medidas”.

En otro orden el funcionario manifestó su preocupación por la cantidad de siniestros viales: “La situación es preocupante, el accidente no sólo tiene como protagonistas a los jóvenes sino también a los adultos, creo que se debe a una falta de control general, la Policía y el municipio no podemos controlar todos los vehículos que existen”.l

Más noticias de hoy