×

Citan a declarar a jefe comunal en una causa por defraudación

En su municipio, durante siete años, se cobraron sueldos de un empleado despedido. El juez que investiga el hecho citó al funcionario para que explique qué pasó con el dinero que el Estado siguió pagando por personal cesanteado.

- 04:30 Policiales

La Justicia citará a prestar declaración testimonial al comisionado Municipal de Weisburd, departamento Moreno, para que brinde explicaciones sobre la confusa situación en la que se vio envuelta la Comisión de la que él es el titular, después de que un ex empleado denunciara que durante siete años alguien continuó cobrando su salario.

El damnificado -Ángel Eduardo Silva- que desde el 2009 no puede percibir sus asignaciones familiares, descubrió que en todos estos años desconocidos cobraron los haberes que el Estado depositaba a su persona, como si siguiera trabajando para la Comisión Municipal de Weisburd, lugar donde se desempeñó del 2004 al 2008, según su denuncia.

El caso recayó en la órbita del juez del Crimen de Segunda Nominación, Dr. Ramón Tarchini Saavedra, el cual dispuso que el comisionado, Aldo Salazar, sea citado a prestar declaración testimonial y brinde las explicaciones correspondientes.

Además del comisionado, otros empleados también serán citados en el curso de la investigación, según deslizaron las fuentes.

El monto del dinero cobrado a lo largo de los siete años, ascendería a más de $150 mil y se desconoce a dónde fueron a parar.

La denuncia

Silva acusa que en el año 2001 comenzó a trabajar en la Comisión Municipal de Weisburd, siendo titular de ésta Aldo Salazar. En el año 2004 fue contratado y trabajó con normalidad hasta octubre del 2008.

Ese mes no le habrían abonado el sueldo, tampoco noviembre y diciembre, aduciendo desconocer los motivos. Ante ello realizó los reclamos correspondientes, y como respuesta lo habrían dejado cesante, sin darle mayores explicaciones.

Sobre el mecanismo de cobro, explicó que consistía en que cada empleado debía pasar por la Tesorería de la Comisión Municipal, y allí le abonaban el monto correspondiente y firmaban un recibo por el valor percibido.

Ante la situación, y cansado de insistir en los reclamos, decidió ejercer un cargo de docente en la misma localidad para seguir trabajando y mantener a su familia (tiene dos hijas), pese a percibir menos dinero. Actualmente continúa ejerciendo el cargo de docente en un colegio secundario de Weisburd.

Silva asegura que desconocía por qué nunca pudo cobrar el salario familiar, por lo que decidió averiguar por sus propios medios. Grande fue sorpresa cuando en el Consejo de Educación le manifestaron que no le reconocían ese rubro, porque ya estaba incluido en el sueldo que percibía como contratado en la Comisión Municipal de Wesiburd.

Inmediatamente se dirigió a la Comisión, para hablar con su titular -Salazar- y pedirle explicaciones del caso.

En marzo del 2014 le dieron una constancia donde se aclaraba que había dejado de trabajar en el lugar, la presentó en el Consejo de Educación, y posteriormente comenzó a percibir como correspondía su asignación familiar los siguientes tres meses.

Sin embargo, en julio, dejó de percibir el salario familiar, y por si fuera poco le comenzaron a descontar por los meses que le habían pagado.

A partir de entonces comenzó un desfile por diferentes organismos sin poder resolver su situación.

Patrocinado por su abogado, Dr. Sergio Véliz Cordero, radicaron la denuncia meses atrás y solicitaron algunos informes de los que aún están pendientes las respuestas.

En tanto se supo que desde la Justicia, no descartan imputaciones y ordenar detenciones a futuro. xl

Más noticias de hoy