×

El sobrino del Papa Francisco, José Bergoglio y su novia, Marina Muro, harán Lío en Santiago del Estero

Es el hijo menor de María Elena Bergoglio, la única hermana viva de Su Santidad. Lidera Haciendo Lío, una ONG solidaria que ayuda a los más necesitados. En septiembre u octubre vendría a la provincia.

- 08:59 Santiago

Por Marcelo Jozami

José Ignacio Bergoglio es el sobrino menor del papa Francisco. Es hijo de María Elena Bergoglio, la única hermana viva del Santo Padre y preside la organización solidaria Haciendo Lío, con la cual llegará a Santiago del Estero, junto con su novia Marina Muro, impulsora de esta altruista iniciativa, en septiembre u octubre próximo, según informó en una entrevista exclusiva con EL LIBERAL. El nombre de la ONG de José Ignacio fue tomado del pedido que hizo a los jóvenes del mundo, en la Jornada Mundial de la Juventud (en Brasil) su tío Jorge Mario Bergoglio, hoy papa Francisco. "La organización solidaria nos dio vida a nosotros", resaltó Bergoglio, un empleado administrativo en Berazategui (Buenos Aires), donde vive y trabaja de lunes a viernes, de 8 a 16, y el resto del tiempo se dedica a ayudar a los demás, junto con su novia Marina. ¿Cómo surgió la ONG Haciendo Lío que presides y cuál es el objetivo? Surgió en noviembre del año pasado a través de una idea de mi novia, Marina Muro, de vivir una Navidad distinta, donde celebremos el nacimiento de Jesús no de una manera materialista ni carente de valores. Empezamos a juntar juguetes para niños que estaban internados en hospitales y, gracias a la donación de personas de buen corazón, llegamos a repartir 7.000 juguetes en hogares de niños y en hospitales de Buenos Aires. ¿Cuál ha sido la evolución que tuvieron desde noviembre a la fecha? Fue algo hermoso porque la gente abre mucho su corazón cuando se trata de ayudar a los demás. Hemos vivido diferentes experiencias: hemos repartido juguetes para Navidad y Reyes Magos, participamos de un partido de fútbol en beneficio de chicos especiales, hemos entregado set escolares y hemos juntado donaciones para la gente que ha sufrido las inundaciones en Santa Fe. A Santiago del Estero, lamentablemente, no hemos podido llegar pero sí lo vamos a hacer cuando pase el invierno. Probablemente, vamos a estar en septiembre u octubre. ¿Qué tipos de asistencias realizarían en Santiago del Estero y coordinadas con quién? En cuanto a la asistencia, depende de la zona que vayamos. Cada región del país tiene sus necesidades. Nosotros estamos tomándonos el tiempo para ver a dónde vamos a viajar. Nos encantaría recorrer toda la provincia, pero los tiempos no nos dan porque todos los que integramos Haciendo Lío somos personas trabajadoras y estudiantes. Planificar un viaje tan grande como para recorrer la provincia no es fácil pero, seguramente, vamos a elegir uno o dos ciudades de Santiago del Estero. Una vez que determinemos el lugar vamos a ver cómo nos contactamos con la gente del pueblo que será la que recibirá la ayuda. ¿Ya tienen definido el lugar donde llevarán la ayuda en Santiago del Estero? Definido, no. Sabemos que Añatuya necesita mucha ayuda. Sabemos que recibe también, pero que necesita mucha. Ya estamos analizando qué zonas de Santiago del Estero iríamos para llevar nuestra ayuda y hacer conocer los proyectos Haciendo Lío por los sin techos y Haciendo Lío en las escuelas. ¿De qué manera implementan los proyectos Haciendo Lío por los sin techos y Haciendo Lío en las escuelas? Estas son dos actividades fijas. Haciendo Lío por los sin techos es para la gente que está en situación de calle. Nos acercamos a la gente que está en la calle y le llevamos frazadas, alimentos, mate cocido, café o sopa, además de sándwiches y panes; lo que permite el bolsillo y lo que la gente nos dona. Este fin de semana tuvimos la grata noticia de que Gustavo, un hombre de 40 años que dormía en la calle, consiguió trabajo y ya nos dijo que ni bien cobre su primer sueldo alquilará una habitación. En cuanto a Haciendo Lío en las escuelas, con este programa buscamos generar en los chicos en edad escolar la cultura de la solidaridad. Los chicos deben llevar donaciones desde sus casas y, en una jornada solidaria, los chicos clasifican las donaciones que después nos hacen llegar. l

Más noticias de hoy