Policiales DESPECHO

Fotografió a su cuñada desnuda y las subió a la red

Ambas son adolescentes. Fue un juego. Con el tiempo, las fotos “volaron” a celulares de numerosos jóvenes.

22/03/2012 - Una adolescente se encuentra recluida en su hogar, del barrio Villa Borges, presa de la vergüenza, luego de pedirle a su cuñada que le tomara fotografías desnuda -con su celular- y ésta terminó reenviándolas a múltiples amigos, inclusive subiéndolas a la red.
La historia arrancó el mes pasado en una casa del norte de la ciudad. Dos amigas adolescentes jugaban a tomarse fotografías con un celular.
Así, una sugirió a la otra (novia de su hermano) que la fotografiara con su celular totalmente desnuda y en poses ultra hot.
Para las chicas, aquella aventura abundó en llamativa picardía, aunque pactaron que las imágenes sólo quedarían atesoradas en el aparato de la dueña del aparato.
“Divorcio”
Con las semanas, la ‘fotógrafa’ rompió su relación afectiva con el hermano de la ‘modelo’ y los cimbronazos agrietaron inclusive la amistad entre las compinches.
Transcurrieron los días y una tarde un vecino le confió a la transgresora jovencita haberla visto desnuda en un celular, hecho que ésta comprobó al instante, descubriendo -además- que sus imágenes se habían propagado por múltiples celulares de otros adolescentes.
Apenada, no le quedó otra salida que confiarles a sus padres tamaña osadía y éstos recurrieron a un abogado para obligar a la ‘fotógrafa’ a borrar las imágenes y retirarlas de la web, posibilidades ambas de difícil concreción.
Al parecer, todos los intentos por frenar el aluvión resultaron inútiles, por lo cual la jovencita prefiere quedarse en el hogar, evitando toda exposición.
Al parecer, hoy asoma imposible detener el reenvío de las fotos y, a la vez, rastrear los sitios de la red en que las imágenes de la menor habrían sido almacenadas, para regocijo de los amantes de desnudos.
Trascendió que la puja ahora se acentuará en los Tribunales, a través de una denuncia más firme.

 
Compartí
esta nota
También te puede interesar