Puntos de Vista SE VIENE EL VERANO

Los métodos milagrosos para perder rápidamente de peso no existen

La temporada de pileta o playa está muy cerca y muchos se preocupan recién por los kilos de más. Mantenerse en forma es cuestión de seguir hábitos saludables.

24/09/2017 -

La época más calurosa del año está demasiado cerca, y con ella la temporada de pileta y playa. También se aproxima el momento en el que mucha gente advierte que necesita bajar esos kilitos de más que le impiden mostrarse “en forma” con el short, la malla o la bikini. Y hacerlo sin poner en riesgo la salud, es una misión casi imposible, según el análisis de los especialistas convocados por PUNTOS DE VISTA en esta edición, en la que hemos querido abordar el tema a modo de prevención y para dejar en claro algunos puntos que tienen que ver con la mejor manera de mantenerse en peso y de cuidar la salud.

La licenciada en nutrición Eugenia Madias y el preparador físico y deportista licenciado Mario Díaz, coincidieron en que “no existen las fórmulas mágicas” para bajar de peso, por lo que no recomiendan comenzar con un plan riguroso un mes antes de querer lucir el bikini y el short que el verano pasado calzaba perfecto.

Otro de los puntos en común de los profesionales es que la cuestión del peso es un “modo de vida” porque es fundamental el mantener un hábito de vida que no sólo tenga que ver con bajar los kilos de más, sino que la alimentación sea el complemento de un estado general del cuerpo.

La licenciada Madias insistió en que el estilo de vida saludable es el método más seguro para mantenerse en peso, y explicó que este estilo tiene que ver tanto con la alimentación como con la actividad física y el control médico.

“Ningún tratamiento para bajar de peso se cumple desde un solo aspecto, es un trabajo multidisciplinario en el que están involucrados varios profesionales. El trabajo en un gimnasio por sí solo no es la solución, sino que debe estar acompañado por la presencia del médico que debe conocer el estado general de la persona, la nutricionista para indicar la dieta adecuada a las condiciones de cada persona”, precisó.

El licenciado Díaz abonó la posición de su colega, y puntualizó que existe un problema mundial en la actualidad que es la falta de actividad física, y que esta actividad debería ser con fines saludables y no sólo estéticos. “Hoy se nos muestran imágenes de cuerpos perfectos y no todos podemos alcanzar eso. Cada persona tiene características diferentes al resto”, indicó.

Al dejar en claro que no existen rutinas de gimnasio o dietas para bajar varios kilos en un par de meses, profundizó en lo que considera la cultura de una vida saludable, punto en el que tiene fundamental importancia la educación desde los primeros años de vida.

“En esta cuestión es muy importante la familia, porque el chico generalmente copia lo que hacen los mayores. Si el papá o la mamá comen mal, el niño aprenderá a comer mal. Si los papás son sedentarios, el posible que el niño también lo sea. Por ello es importante que las mamás incluyan más frutas y verduras en la alimentación de toda la familia, que las frituras o las grasas sean un permitido de fin de semana y que se aproveche el tiempo libre para hacer actividad física”, insistieron.

En definitiva. Los profesionales propusieron que el mantener el peso no sea un objetivo sólo del verano, sino que sea parte de una conducta de cada día del año. Sólo de esa manera no estaremos preocupados por los kilitos de más un mes antes de probarnos la ropa con la que iremos a la pileta o a la playa el próximo mes.

 
Compartí
esta nota
Notas relacionadas

También te puede interesar