Policiales AVANZA LA INVESTIGACIÓN

Padres acusados de abandono de persona se inculparon entre sí en la indagatoria

La mujer sostuvo que su pareja atacaba a los pequeños sin motivos, mientras que él dijo que ella los dejaba solos para "ir a fumar a la vecina".

14/11/2017 -

Mientras la bebé de seis meses se recupera en el Centro de Salud Banda y sus hermanitos -de 2 y 5 años- están al cuidado de la Subnaf, la Unidad de Violencia de Género e Intrafamiliar citó a los padres imputados por abandono de persona y lesiones graves para ser indagados.

A primera hora, Marcelo López (32) y Yésica Sosa (19), ambos residentes en el paraje Higuera Chacra en el interior de la ciudad de Beltrán, fueron trasladados al Juzgado bandeño. Allí acompañados por sus abogados defensores, ambos fueron indagados.

Según revelaron las fuentes consultadas, la mujer -quien fue puesta en libertad porque no había lugar donde alojarla- sostuvo ante el Ministerio Público que ella llevaba a control a sus hijos permanentemente, pero dejó de hacerlo cuando perdió la libreta de vacunas de uno de ellos.

"En la UPA no me daban la leche porque no tenía cómo acreditar que mis hijos estaban conmigo", habría confesado la acusada ante la instructora de la causa.

Además sostuvo que hubo reiteradas oportunidades en que no tenía para darles de comer a sus hijos porque su pareja no trabajaba. Sosa reconoció en otra parte de la declaración que ella sí golpeaba a sus hijos cuando los pequeños se portaban mal, pero confesó que era su pareja quien los atacaba con mayor violencia y sin motivos. ‘Los pegaba porque sí’, sostuvo.

Las fuentes revelaron que la mujer indicó que las heridas que presentaba la bebé eran producto de las caídas que tenía, ya que cuando iban a pasear a la casa de los familiares de López, la pequeña ‘andaba de brazo en brazo’ y allí había caído.

Más tarde fue el turno del hombre -padre biológico de las dos nenas y reconoció al hijo mayor de su mujer- quien durante varias horas manifestó cómo eran sus días mientras vivía con ella y sus hijos.

López le reveló a la fiscal que nunca agredió a sus hijos, y que era su pareja quien los golpeaba cuando él salía a trabajar. Además contó que cuando la mujer llevaba a su hijo mayor al jardín dejaba a su hija de 2 años al cuidado de la bebé. Según se supo, el padre comentó una situación donde debió regresar de trabajar -cumple funciones en un tabique a pocos metros de la casa- tras ser alertado por un vecino que un animal porcino había derribado a la bebé del coche y le estaba comiendo la mamadera.

El acusado -imputado por abandono de persona y lesiones- indicó que su pareja dejaba a los menores solos para ir a fumar en la casa de una vecina.

 
Compartí
esta nota
Notas relacionadas
También te puede interesar