Mundo BRASIL

Temer y Morales firman acuerdos y apuestan por un ferrocarril bioceánico

La idea es que el tren enlace el litoral Atlántico brasileño, con el Pacífico peruano, a través del territorio boliviano.

06/12/2017 -

BRASILIA, Brasil. El presidente brasileño, Michel Temer, y su homólogo boliviano, Evo Morales, renovaron su apuesta por un ferrocarril que una el Atlántico y el Pacífico y enviaron a la región un pragmático mensaje de integración, a pesar de sus notorias diferencias políticas.

Morales, el primer presidente del "eje bolivariano" que hace una visita oficial a Brasil desde que a mediados del año pasado Temer sustituyó a la destituida Dilma Rousseff, declaró "con mucho respeto y de forma sincera", que Bolivia "necesita a Brasil", así como "todos los países de Sudamérica se precisan entre sí".

Lo hizo durante el brindis de un almuerzo ofrecido por Temer, en el que valoró la decisión del gobernante brasileño de sumarse a un viejo proyecto para la construcción del llamado Corredor Ferroviario Bioceánico Central, que tiene en Bolivia a su principal propulsor.

Ambicioso proyecto

La idea es que el tren enlace el puerto de Santos, en el litoral Atlántico brasileño, con el terminal de Ilo, en el Pacífico peruano, a través del territorio boliviano, y que también se vincule en una segunda fase a Paraguay y la Argentina.

En el marco de la visita de Morales, se acordó la creación de un grupo de trabajo binacional que se ocupará de sentar las bases del proyecto, que fue considerado por Brasil y Bolivia de "importancia estratégica" para la región.

"Avanzar en este tren está en nuestras manos. Con esto ganamos todos: acortamos tiempos, acortamos distancias, reducimos costos y venderemos mucho mejor nuestros productos. Y ésa es la verdadera integración", declaró Morales.

El líder boliviano abundó en datos para subrayar las bondades del proyecto.

"Un producto que sale de Santos hacia Shangai y va por el Cabo de Hornos demora 58 días en llegar a su destino. Si va por el Canal de Panamá demora mucho más. Pero si estuviera el tren, le bastarían 36 días para llegar a Shangai", dijo citando estudios técnicos.

"Con el apoyo de Brasil, ahora tengo mucha más confianza en que esto se hace. Tenemos a China, a Alemania, Suiza y otros países de Europa interesados en la financiación", declaró Morales tras el almuerzo con Temer.

El gobernante brasileño, por su parte, sostuvo que "la conexión ferroviaria facilitará el transporte de productos y generará más prosperidad" para los países involucrados en el proyecto, para los cuales apuntó que "la integración física es fundamental". Información publicada por diario EL LIBERAL. Director. Lic. Gustavo Ick.

 
Compartí
esta nota
También te puede interesar