Policiales GRAVE

Una niña con parálisis cerebral sufriría maltrato de su madre

El fiscal de turno ordenó la aprehensión de la progenitora de la menor, un informe socioambiental y exámenes médicos a la bebé, y psicológicos a la acusada.

14/01/2018 -

Efectivos policiales de la Oficina del Menor y la Mujer de la Departamental 11 de Monte Quemado, recuperaron a una beba con parálisis cerebral que al parecer sería víctima de maltrato infantil en una vivienda del barrio Centro de esa ciudad y procedieron a aprehender por orden de la Justicia a su madre, de 26 años.

Fuentes ligadas al caso confiaron que el hecho salió a la luz el viernes alrededor de las 21.30, cuando la encargada de la Fundación "Haciendo Camino" puso en conocimiento de las autoridades que durante un relevamiento domiciliario de rutina en la ciudad de Monte Quemado, habrían detectado en una casa ubicada sobre Rivadavia y San Martín, a una menor de edad con indicios de malos tratos.

De inmediato se comisionó personal policial al lugar indicado, donde el mismo se entrevistó con una joven de 26 años, quien manifestó ser la madre de una beba de 18 meses que padece parálisis cerebral.

Las fuentes señalaron que aparentemente la niña presentaba signos de haber recibido un golpe fuerte en su rostro.

Reacción

La mujer, al verse superada y ante la presencia policial, habría tomado a su hija en brazos con la intención de impedir el procedimiento y comenzó a resistirse con insultos e improperios, a tal punto que en un determinado momento habría tomado un cuchillo para amenazar a los guardianes del orden.

Afortunadamente la tensa situación no pasó a mayores, ya que los policías lograron que la mujer recapacitara y depusiera su actitud violenta en bien de su propia integridad, de su hija y de los efectivos.

Medidas

El hecho fue informado al fiscal de turno, Dr. Gabriel Gómez, quien dispuso la aprehensión de la joven madre.

Por su parte, la beba, ya bajo la protección de personal calificado, fue examinada por el médico de policía quien elaboró un informe donde detallaba que en la oportunidad la misma presentaba un hematoma en el pómulo izquierdo producido con un elemento duro y contundente, curable estimativamente en siete días, y, a la vez, advirtió que más allá de la parálisis cerebral que la aqueja, la niña atravesaría por un cuadro severo de desnutrición que demanda la atención profesional inmediata.

Asimismo, el informe médico establecería también que la acusada presentaría impulsos violentos y en sede policial obrarían antecedentes de maltrato infantil pero que no habrían podido ser confirmados, hasta ahora, debido al hermetismo familiar.

En consecuencia, el fiscal Gómez ordenó que se iniciara un sumario por el supuesto delito de "lesiones leves calificadas y abandono de persona" en contra de la joven y en perjuicio de la menor, mientras que en relación a la madre dispuso que permanezca alojada en calidad de aprehendida.

Por último, la Justicia también arbitró en la situación de la menor, la cual fue trasladada a la "Casa Abrigo", un lugar de contención y cuidado para menores en riesgo, donde se habilitaron todos los protocolos para la atención médica y tratamiento de la pequeña.

 
Compartí
esta nota
También te puede interesar