País ESTADÍSTICAS

Creció un 38% la cantidad de mujeres que estudian Ingeniería en la UTN

El estudio recoge datos de los últimos diez años. Entre las más destacadas, se encuentran Ingeniería Textil, Naval y Civil.

07/03/2018 -

La cantidad de mujeres que estudia alguna especialidad de ingeniería en la Universidad Tecnológica Nacional (UTN), creció un 38% en los últimos diez años.

La matrícula femenina, creció de 8.623 estudiantes en 2007 a 11.975 en 2016, según informó esa alta casa de estudios a Télam.

La carrera en la que más creció el porcentaje de estudiantes mujeres fue ingeniería textil, que pasó de un 51,5% en 2007 a un 80,8% en 2016, seguida por ingeniería naval (del 6,7% al 17,2%), ingeniería civil (del 17,6% al 25,2%) e ingeniería industrial (del 17% al 25,4%).

En el caso específico de la UTN Buenos Aires, que cuenta con 13.000 alumnos en total, el porcentaje de estudiantes mujeres fue del 22% en 2017, más del doble de lo que había en 2005, cuando apenas representaban el 10%.

Si bien en todas las carreras de ingeniería creció el porcentaje de estudiantes mujeres, hay casos que se destacan del resto, como ingeniería civil, que pasó de tener un 7% en 2007 a tener el 23% en 2017.

"La falta de estudiantes mujeres en estas carreras impacta en el déficit de ingenieros que sufre nuestro país desde hace más de una década", consideró la UTN, y especificó que en Argentina se reciben 8.300 por año.

"El desafío del 2012 a esta parte es lograr tener un ingeniero cada 4.000 habitantes. Hoy tan solo hay uno cada 6.300 habitantes cuando en países como China tienen uno cada 2.000", enfatizó en un comunicado.

De todas formas, de acuerdo con la Secretaría de Políticas Universitarias (SPU) del Ministerio de Educación de la Nación, el crecimiento del género femenino en el campo de la ingeniería es progresivo y sostenido, pese a que la ingeniería ha sido un campo históricamente configurado como masculino.

Esos datos muestran que entre 2012 y 2016, la población de estudiantes de ingeniería se incrementó en forma permanente, con excepción del año 2013, período en el que la matrícula descendió un 1%.

Ese crecimiento se explica en forma progresiva por la incorporación de ingresantes mujeres, que en 2016 superó a la población de ingresantes varones (62 por ciento del total de nuevos inscriptos de ese año).

Como resultado de esta tendencia, en los últimos años la matrícula de mujeres en ingeniería se incrementó alrededor de un 3%, lo que generó que haya descendido la matrícula de varones.

Sin embargo, la diferencia de los porcentajes de participación de ambos géneros sigue siendo muy significativa aunque, de continuar esta tendencia, podría equipararse más temprano que tarde.

 
Compartí
esta nota

También te puede interesar