Policiales JUICIO

Cinco años de prisión por matar a un hombre golpeándolo con un hierro en la cabeza

La discusión estalló la madrugada del 13 de febrero del año 2016, en la intersección de calles Moreno y Pellegrini.

13/03/2018 -

Un joven termeño fue condenado ayer a cinco años de prisión por homicidio preterintencional, al ser hallado responsable de la muerte de otro, víctima de una golpiza con un hierro en la cabeza. Así lo resolvió ayer el tribunal, al condenar a Gonzalo Leonel Jiménez, alias "Bagre", de 21 años, por la tragedia de Daniel Giménez. Su triste fin se precipitó en Las Termas de Río Hondo, la madrugada del 13 de febrero de 2016, en la intersección de calles Moreno y Pellegrini del barrio Salitre. Los testigos Según testigos, entre las 2 y 3 de la madrugada Jiménez y Giménez se trenzaron en una áspera discusión la que prosiguió con agresiones físicas. Jiménez dejó atrás los gritos e insultos. Armado con un trozo de hierro, desde la vereda de una vivienda, atacó a Giménez en diferentes partes del cuerpo. Siempre en función de la investigación, la paliza fue presenciada por una mujer y un niño. Al asumirse descubierto, Jiménez les habría advertido: "Ustedes no vieron nada...".Acto seguido, recogió el hierro y huyó. Auxilio familiar Como la testigo conocía a Giménez, fue hasta su casa (a 200 metros del lugar) y alertó a sus familiares. Éstos arribaron minutos después. Auxiliaron a la víctima y la trasladaron al Hospital Zonal. Recibió el alta médica posteriormente. Por la tarde, Giménez se descompensó en su hogar y la familia lo llevó de nuevo al nosocomio, pero falleció minutos después. El 14 de febrero, el fiscal Marcelo Sgoifo detuvo a Jiménez por homicidio simple. Giménez habría dejado de existir por traumatismo contundente en parietal izquierdo, explosión de vasos sanguíneos, rotura de parietal izquierdo, etc. Decisión final Después de la batalla legal emergente, en la víspera los jueces Margarita Piazza de Montoto, Luis Dominguez y José Luis Guzmán sellaron la suerte final de Jiménez. En ella, lo condenaron, pero por homicidio preterintencional, poco después del mediodía. Código Penal Para los expertos, el homicidio preterintencional se verifica cuando el agresor actúa con la intención de provocar lesiones a otra persona, con un medio idóneo para ello, pero finalmente le provoca la muerte. Así, se tiene en cuenta la intención -que no es la de matar- y el medio -que no debía razonablemente ocasionar la muerte. En síntesis, los jueces entendieron que Jiménez agredió a Giménez con el hierro, pero que no procuró asesinarlo.

 
Compartí
esta nota
También te puede interesar