Nueve meses de monitoreo en el Hogar El Refugio

06/10/2018 -

Las partes acordaron un seguimiento a rajatabla, tendiente a procurarle una mejor vida a la joven y ahorrarle al bebé el "karma" de sus tres hermanitos.

El propósito es único: internarla en el Hogar El Refugio que depende de la fundación Haciendo Camino, en Añatuya.

Allí, todo un equipo de profesionales recibirá a Paula y a su hijo y los insertarán en un ambicioso proyecto humano.

Los profesionales

Los profesionales tienen mucha experiencia. Día a día asisten a adolescentes ávidas de amor, o víctimas de circunstancias extremas: violencia y abusos, las más frecuentes.

Cada deseo de los funcionarios en la víspera devino en un espaldarazo de la Justicia en la resolución final, pero siempre depende de Paula. Es ella dueña y señora de su dicha o desdicha.

Todos cruzan los dedos para que la tercera sea la definitiva y la joven encuentre la paz interior con la cual pueda edificarse, reinventarse una nueva vida.

 
Compartí
esta nota
También te puede interesar