País EFEMÉRIDES

Hoy se celebra el Día Mundial del Dulce de Leche

Desde EL LIBERAL, te contamos todo lo que tienes que saber de este tradicional festejo.

11/10/2018 -

El dulce de leche, un clásico ingrediente de la repostería nacional, celebra hoy su día aunque los productores se quedaron con las ganas de un gran festejo en torno al Obelisco porteño, pues las actividades por los Juegos Olímpicos de la Juventud no dieron tiempo a la organización.


Te puede interesar: Se anuncia una jornada inestable con posibles lluvias


Desde 1995, cada 11 de octubre se celebra el “Día Mundial del Dulce de Leche”, una iniciativa que propone rendir tributo al manjar nacional que fue reconocido como “Patrimonio Cultural Alimentario y Gastronómico de la Argentina”.

Aunque el dulce de leche es considerado como un invento argentino, se lo puede encontrar en otros países, entre los cuales varios también se atribuyen el mérito.

HISTORIA 

La leyenda cuenta que todo comenzó el 24 de junio de 1829 cuando el general Juan Lavalle y el general Juan Manuel de Rosas firmaron el “Tratado de Cañuelas” con el objetivo de terminar la sangrienta batalla entre compatriotas.

El 17 de julio, Lavalle llegó a la estancia de su antiguo enemigo Rosas, para terminar de arreglar cuestiones pendientes. Cansado por la larga cabalgata, Lavalle se tiró a descansar cerca de la cocina donde las mujeres de servicios estaban preparando “lechada” (leche con azúcar caliente para el mate). Al no darse cuenta, se olvidó la mezcla en el fuego por largo rato y se convirtió en dulce de leche. 

También existe otra historia similar en Europa. En 1804, el cocinero de Napoleón Bonaparte estaba calentando leche con azúcar y se le pasó de cocción. Y así se inventó el dulce de leche en Francia. “Son lindas historias pero no son reales”, agregó el autor.

Pese a todos estos relatos, el origen del popular dulce tendría varios siglos. Originalmente el dulce de leche se comía y se preparaba en Indonesia, en el sudeste asiático, y de allí fue llevado a las Islas Filipinas, alrededor del siglo VI, seg{un el histopriados Balmaceda.

En ese entonces, las Islas Filipinas estaban bajo la corona española, por lo que los navegantes filipinos del Pacífico exportaron el ‘manjar’ a América, sobre todo a la zona de Acapulco, México.


 
Compartí
esta nota

También te puede interesar