Santiago HISTORIA

El iniciador de las peregrinaciones en Frías camina por última vez a la Madre Morena

Desde hace 30 años que cumple con el rito cada diciembre para la fiesta patronal. Camina junto a su hermano que padece una discapacidad y que lo acompañó los últimos 25 años.

06/12/2018 -

FRÍAS, Choya (C) Muy pocos conocen en esta ciudad que su verdadero nombre es Ramón Nicasio. Todos lo conocen como "Chispa" Rodríguez, el "peregrino", quien profesa un gran amor por Nuestra Señora del Valle, y que cada año, desde hace tres décadas, encabeza un grupo de fieles a quienes les transmite su fe mariana con mucha pasión.

Pero este año la peregrinación es distinta, porque "Chispa" anunció que, junto a su hermano Manuel Antonio, el "Mishi", decidieron que será la última vez que caminarán hasta el lecho de la Madrecita milagrosa.

Toda una vida

La tradición de los peregrinos lleva páginas completas escritas por los frienses en el libro del tiempo y en ese enorme andamiaje de fe, plasmado en el camino de la montaña que separa a Santiago de Catamarca, se tejen historias increíbles de amor y de devoción para la Virgen Morenita.

Pero no sólo el hecho de haber caminado tantos años hasta la vecina provincia marca la historia de fe de Ramón. Él supo multiplicar esa veneración con la formación del grupo "Los peregrinos de María", que con el paso de los años fue sumando a devotos de todas las edades.

El 14 de noviembre "Chispa" cumplió 50 años de vida y con este viaje suman 30 de caminar sin interrupciones hasta la casa de la Morenita.

Y junto con su hermano el "Mishi", un joven discapacitado que acompaña a su hermano hace 25 años, decidió que este año, luego de la dolorosa pérdida de su mamá "Gringa", también cerrarán la etapa de peregrinos.

Testimonio

"Muchísimas enseñanzas me ha dejado en 30 años esta travesía de fe. Con la partida de nuestra mamá y llegar a mis 50 años, creímos con mi hermano que es hora de dar la vuelta de página como caminante en la visita a nuestra Madre. Y lo hacemos muy contentos, porque vino un amigo de La Banda que encontré en el camino cuando fui a Mailín, y varios amigos de Buenos Aires, porque querían acompañarme en este último viaje de a pie", contó "Chispa" a EL LIBERAL mientras cargaba por última vez su mochila.

Peregrino se es siempre

Luego contó: "Uno peregrina en la vida todos los días, especialmente con la familia, con lo que tiene y se siente feliz. Así como en el camino uno se encuentra con otro peregrino y, tal vez, sin conocerlo recorre un parte del sendero, también es nuestra vida. Por eso, si somos voluntariosos en ese momento también debemos serlo siempre, porque es el ejemplo que nos dio nuestra Madre, de estar siempre al lado del que lo necesita".

Pero ¿cómo sigue esta pasión por la Virgen del Valle? "Hay una posibilidad que el grupo ‘Los peregrinos de María’ continúe como todos los años llevando a los primeros peregrinos y acompañando a las familias. Y en mi caso, seguramente iré en algún vehículo de apoyo, asistiendo a los hermanos que van a seguir con esta tradición de caminar por nuestra Madre".

Este año, al frente de medio centenar de personas, lleva atada a la mochila una bandera que reza "Peregrinos Chispa 50-30", para ponerle el broche a un apasionado capítulo de vida, fe y devoción mariana.

 
Compartí
esta nota
También te puede interesar