Santiago ANÉCDOTAS DE LA HISTORIA

Su segunda tumba en Brunoy

14/04/2019 -

La familia de Balcarce se mudó poco tiempo después de la muerte de don José a Brunoy, un suburbio parisino al sur de la ciudad luz. Allí, en 1860 murió la mayor de sus hijas, María Mercedes. Sus padres levantaron una bóveda en el cementerio de Brunoy y decidieron trasladar los restos de San Martín desde Boulogne Sur Mer, para que reposaran junto a los de su nieta querida.

En 1880 los restos del Libertador fueron trasladados a Buenos Aires, cuando ya su hija Mercedes yacía junto a él en Brunoy. En 1951, la hija del Libertador, su yerno, que había muerto en 1885 y su nieta María Mercedes fueron trasladados a Mendoza, donde reposan en la Basílica San Francisco.

Durante treinta años, la última nieta de San Martín, Josefa, que se había casado con un mexicano, Fernando Gutiérrez Estrada, se dedicó al cuidado de la bóveda familiar en Brunoy, donde vivió hasta su muerte, en 1924. Fue condecorada por Francia por su participación como coordinadora de enfermeras en las batallas de la Primera Guerra Mundial libradas por el ejército francés en los alrededores de París. Una fundación llamada Gutierrez Estrada – Balcarce, fundada por los esposos, sigue trabajando en el ámbito social en Brunoy. Los restos de Gutiérrez Estrada y Josefa Balcarce San Martín fueron llevados desde la bóveda familiar de la que hablamos hacia México. Quedan todavía lugares a recorrer donde la historia de San Martín y la historia de los argentinos han transcurrido. Seguiremos viajando cada domingo para encontrarlos.

 
Compartí
esta nota
También te puede interesar