×

Cuando la sirena de EL LIBERAL anunció en Santiago la llegada del hombre a la Luna

- 06:49 Política

El mundo entero conmemoró hoy, el 50º aniversario de uno de los hechos más trascendentes de la historia de la humanidad: el arribo del hombre a la luna.

Tripulada por los astronautas estadounidenses Michael Collins, Neil Armstrong y Buzz Aldrin, la misión Apolo XI logró el primer y único alunizaje del hombre, que ocurrió el domingo 20 de julio de 1969.


En Santiago del Estero, como en todo el país, la llegada a la Luna concitó la atención de toda la sociedad, que siguió a través de EL LIBERAL, todos los detalles de este significativo hecho.

En lo que era una tradición, el “Decano del Norte” anunció a través de su sirena, la significativa conquista del hombre, que acababa de pisar el suelo en el satélite de la tierra. Muchos lectores se acercaron al diario para conocer las novedades y allí se enteraron de la gran noticia.


“Descenso y paseo de hombre en suelo lunar”, reflejaba la portada de EL LIBERAL al día siguiente -dedicada exclusivamente al alunizaje-, remarcando que se hacía “realidad, un sueño milenario de la humanidad”.

Y con precisión apuntaba que a las 16 horas, 17 minutos y 45 segundos el “módulo asentó suavemente sus largas patas”, en la luna.


También recogió lo que fueron los movimientos de los tres astronautas y las primeras palabras de Neil Armstrong cuando el módulo posó sus patas en la Luna: “Águila descendida”.

Además, muestras las múltiples repercusiones que hubo en el planeta por esta conquista, que estuvo enmarcada en una carrera espacial entre los EE.UU. y la ex URSS que también mandó una nave a la Luna, el “Luna –XV”. Así lo reflejaban los títulos de la página 2 de EL LIBERAL de ese 21 de julio. Un cable del día 20 de la agencia de noticias soviética Tass evidenciaba la tensión entre ambas potencias en el inicio de la “Guerra Fría” por la competencia para ver quién llegaba primero a la Luna: “El satélite soviético Luna 15 pasó hoy a una órbita selenita más baja que lo coloca ‘mucho más cerca’ del lugar donde los astronautas de la cápsula americana Apolo tienen el propósito de llevar a cabo, dentro de pocas horas, el primer descenso humano en el cuerpo celeste”. Finalmente, los estadounidenses llegaron primeros y plantaron su bandera, una imagen que quedó inmortalizada por los medios.


Qué pasaba en Santiago

Como dato anecdótico, pero que muestra cómo era la sociedad santiagueña en aquel entonces, en la página 2 de EL LIBERAL del 21 de julio se informaba sobre los actos por la celebración de un nuevo aniversario de la fundación de Santiago del Estero, muy distintos a los festejos multitudinarios que en la actualidad atraen a vecinos y a turistas de distintas partes del país y del extranjero. El programa de actos por entonces, se limitaba a actividades principalmente en el Museo Histórico, para festejar la “Semana de Santiago”. Las celebraciones comenzaban el 21 de julio con la apertura de una muestra alegórica a la fundación, en el local del Trust Joyero Relojero; el 22 la apertura de la exposición del “Proceso Histórico de la Provincia de Santiago del Estero desde su fundación a nuestros días” en el Museo Histórico; la agenda continuaba los días 23, 24, 25 y 26 con visitas guiadas por esta exposición; y por último, el domingo 27, la invitación a una misa en el Museo Histórico, celebrada por el “Reverendo Padre Fray Alberto Montes de Oca” en el museo; y a una muestra fotográfica de los Amigos del Museo, en la exgalería Lindow (hoy Plaza Mayor).

Una hazaña estadounidense en el inicio de la Guerra Fría

La llegada del hombre a la Luna, una de las batallas más memorables de la Guerra Fría, fue ganada por Estados Unidos a la ex Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) en un momento decisivo de la historia en el que los rusos habían superado a los estadounidenses en la conquista del espacio.

El hacedor de ese sueño fue el presidente demócrata John Fitzgerald Kennedy, pero para muchos analistas el líder que ganó la Guerra Fría fue Ronald Reagan, cuyas políticas provocaron el fin de la URSS y del Pacto de Varsovia.

El 12 de septiembre de 1962, mientras Estados Unidos se encontraban en desventaja ante los soviéticos por la carrera espacial, Kennedy propuso llevar al hombre a la Luna antes de que finalizara la década de 1970.

La Unión Soviética para ese momento ya había puesto en órbita el primer satélite artificial, así como al primer ser vivo, la perra Laika.

Además, el cosmonauta ruso, Yuri Gagarin, se había convertido en el primer hombre en dar una vuelta completa a la órbita de la Tierra en 1961.

Kennedy, considerado un héroe de la Segunda Guerra Mundial, donde fue comandante de una lancha torpedera en el Pacífico sur, no dudó en cuál sería el principal objetivo de Estados Unidos para ganar la batalla con la URSS.

“¿Por qué -algunos se preguntarán- elegimos la Luna? Y tal vez también se pregunten: ¿Por qué escalar la montaña más alta? ¿Por qué 35 años atrás volamos sobre el Atlántico? (...) Nosotros en esta década elegimos la Luna. No porque sea fácil sino porque es difícil”, dijo Kennedy en un discurso en la Universidad de Rice, Texas.

El presidente estadounidense, que moriría asesinado el 22 de noviembre de 1963, también señalaría que llegar primero que los rusos a la Luna era el desafío de la década que “pretendía ganar”.

La misión Apolo XI, la masonería argentina y el día del Amigo

La llegada del hombre a la Luna, una de las batallas más memorables de la Guerra Fría, fue ganada por Estados Unidos a la ex Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) en un momento decisivo de la historia en el que los rusos habían superado a los estadounidenses en la conquista del espacio.

El hacedor de ese sueño fue el presidente demócrata John Fitzgerald Kennedy, pero para muchos analistas el líder que ganó la Guerra Fría fue Ronald Reagan, cuyas políticas provocaron el fin de la URSS y del Pacto de Varsovia.

El 12 de septiembre de 1962, mientras Estados Unidos se encontraban en desventaja ante los soviéticos por la carrera espacial, Kennedy propuso llevar al hombre a la Luna antes de que finalizara la década de 1970.

La Unión Soviética para ese momento ya había puesto en órbita el primer satélite artificial, así como al primer ser vivo, la perra Laika.

Además, el cosmonauta ruso, Yuri Gagarin, se había convertido en el primer hombre en dar una vuelta completa a la órbita de la Tierra en 1961.

Kennedy, considerado un héroe de la Segunda Guerra Mundial, donde fue comandante de una lancha torpedera en el Pacífico sur, no dudó en cuál sería el principal objetivo de Estados Unidos para ganar la batalla con la URSS.

“¿Por qué -algunos se preguntarán- elegimos la Luna? Y tal vez también se pregunten: ¿Por qué escalar la montaña más alta? ¿Por qué 35 años atrás volamos sobre el Atlántico? (...) Nosotros en esta década elegimos la Luna. No porque sea fácil sino porque es difícil”, dijo Kennedy en un discurso en la Universidad de Rice, Texas.

El presidente estadounidense, que moriría asesinado el 22 de noviembre de 1963, también señalaría que llegar primero que los rusos a la Luna era el desafío de la década que “pretendía ganar”.


Más noticias de hoy