×

Algunas visiones sobre el futuro de las Profesiones en Ciencias Económicas

- 07:08 Opinión

La revolución de las comunicaciones y la información, implican sin dudas, cambios en muchas actividades laborales, oficios y profesiones; entre otras, las profesiones en Ciencias Económicas.

Esta revolución, llamada Industria 4.0, Cuarta Revolución Industrial, o Industria del Conocimiento, debe ser considerada una buena noticia para todos aquellos profesionales cuyo principal Activo es su capacidad profesional. Analizando la capitalización bursátil de las principales compañías mundiales, se ve como cada vez más, los primeros puestos de los rankings están ocupados por empresas cuyo principal Activo es el Intangible (licencias, marcas, patentes, conocimiento, reputación), por sobre las empresas tradicionales en las que los Activos Tangibles ocupan una porción preponderante (Inventarios, Activos Fijos). Que en Argentina la capitalización bursátil de Mercado Libre duplique la de YPF es una muestra de cuál es el camino de la generación de Valor.

Esta tendencia, que comenzó, para la Profesión de Contador Público, con la mecanización de la contabilidad en la década de 1970, y la introducción de las computadoras en los 80 y 90, comenzó a intensificarse con la aparición de Internet, el correo electrónico y las posibilidades de trabajar descentralizadamente, con menores desplazamientos, reemplazando paulatinamente trámites y trabajos presenciales por actividades a distancia.

Ya en 1994, comenzó a utilizarse el primer aplicativo fiscal, el SIJP (Sistema Integrado de Jubilaciones y Pensiones), presentándose la nómina salarial y las Cargas Sociales de los trabajadores a través de diskettes, reemplazando las tradicionales planillas y formularios de liquidación, y a partir de ese momento, la época de los aplicativos, sus constantes actualizaciones y los actuales servicios interactivos.

Y es así que una y mil veces, los Profesionales debieron reinventarse, modificando las técnicas operativas de trabajo, incorporando cada vez más la informática y las comunicaciones a las empresas y estudios contables.

Ya en tiempos recientes, la generalización en el uso de la Factura Electrónica, implica, e implicará, un salto cuántico en las técnicas de trabajo en liquidaciones tributarias, en un primer momento, pero también contables, de Auditoría y en inteligencia de negocios en poco tiempo más.

Es hora que los Profesionales en Ciencias Económicas migren de los trabajos operativos, rutinarios y manuales, a actividades de planificación, estrategia y control de gestión. Por supuesto que esta migración requerirá un proceso de capacitación en las nuevas habilidades, y en la percepción de valor agregado al cliente, que no estará más en el llenado de datos en un formulario sino en el asesoramiento previo, el encuadramiento fiscal, societario y contable; y por supuesto, la asistencia posterior ante requerimientos, inspecciones y defensas. La pertinencia en la provisión de información útil para la toma de decisiones será el factor clave del éxito de esta reingeniería.

Como todo cambio de paradigma, no está exento de riesgos de pérdida de ingresos, de Profesionales a los cuales la tecnología a veces los (nos) supera, y que requerirá esfuerzos tanto a los Profesionales como a los Consejos Profesionales y las Universidades, quienes deberán formarse y prepararse para un mundo distinto, exigente, competitivo, con continuos cambios y con mayor virtualidad día a día. Seguirá siendo un factor fundamental el construir confianza, tanto en el cliente como en la Sociedad, sobre el rol clave que cumplen nuestros profesionales en la calidad de la información brindada, tanto en las liquidaciones tributarias y laborales, como en las certificaciones y auditorías, en un marco ético y responsable de trabajo.

En nuestro país en particular, y aún más en muchos lugares del interior, el desafío tecnológico es aún mayor. La inestabilidad y baja velocidad de conectividad informática, genera muchas veces niveles exasperantes de frustración, cuando las páginas de internet de los sitios con los que debemos interactuar los profesionales son lentas, se caen o directamente se hace imposible su acceso. Esta brecha tecnológica debe cerrarse para que sea menos traumático el cambio de una economía manual y en formato papel a una economía más digital, más veloz y con una mejor relación costo beneficio.

La revolución tecnológica llegó para quedarse, adaptarse o desaparecer será la dicotomía que nos aguarda para los próximos tiempos. Confiamos en la capacidad de reinvención de nuestras Profesiones en Ciencias Económicas, para estar a la altura de los requerimientos de un mundo cada vez más exigente y competitivo.

En próximos artículos iremos planteando los distintos desafíos y como nuestras instituciones profesionales están trabajando en pos de esta reinvención de los servicios profesionales para mantener e incrementar el reconocimiento social sobre los Profesionales en Ciencias Económicas.

CPN José Arnoletto. Pte Fed. Prof.Cs.Economicas.

Más noticias de hoy