×

Argentina cayó sin atenuantes frente a una poderosa Francia en el cierre del cuadrangular

- 17:51 Deportivo

La Selección Argentina perdió por un contundente 77-58 ante Francia en el cierre del cuadrangular disputado en Lyon y concluyó con dos derrotas (Brasil y el local) y una victoria (Montenegro), su participación en el mismo.

A los dirigidos por Sergio Hernández les costó de arranque el partido: en el juego estacionado no encontró eficacia ante la incómoda defensa francesa, compuesta por hombres de gran envergadura. Sin embargo, pudo generar un golpe de efecto a partir de la tarea defensiva, que le permitió correr la cancha y encontrar espacios para lastimar: un parcial 6-0 (triple y falta de Vildoza y conversión de Scola de contragolpe), le permitió escaparse 13-7 en seis minutos. Pero tras el tiempo muerto se vino la ola francesa: defensa intensa, talento y puntos en transición para meter una ráfaga 7-0 y volver al frente (14-13) con Batum como motor. El cierre del primer cuarto volvió a equilibrarse: Argentina se hizo fuerte a partir de su juego perimetral, mientras que Francia castigó en la pintura y con tiros desde el eje. Los europeos se fueron al primer descanso 21-20 arriba en el marcador, pese a tirar un ⅛ en triples.

En el inicio del segundo período los franceses mantuvieron su floja puntería con el tiro externo, pero lo disimularon con el juego vertical de De Colo y Ntilikina. Por su parte, Argentina tuvo que forzar cada ofensiva estacionada, porque los locales no solo estuvieron finos en el uno contra uno, sino también con las ayudas (Lessort clave). Así fue como los locales metieron un parcial 17-2 en cinco minutos y abrieron una brecha de 16 puntos (38-22), ahora sí con triples encestados y con un elevado volumen de juego colectivo. La circulación de balón francesa se tradujo en un elevadísimo porcentaje de efectividad, algo que Argentina recién pudo encontrar con el triple y la tarea de Scola en los minutos finales del primer tiempo. Pero Francia se mantuvo agresiva y se fue al entretiempo 48-34 arriba en el marcador, con 26 puntos que llegaron desde el banco (contra 9 de la albiceleste).

El arranque del complemento fue caótico, con más intensidad que juego. Los dos equipos cometieron errores, pero Francia se sobrepuso rápidamente de la mano de Nando de Colo y de las transiciones rápidas: parcial 6-0 para meter una diferencia máxima de 20 unidades (54-34). Argentina reaccionó rápidamente con el esfuerzo de Delía y el oficio goleador de Luis Scola; los de Sergio Hernández mejoraron su intensidad defensiva (en varias oportunidades el rival estuvo ahogado por el reloj de 24”) y también su circulación en el costado ofensivo, en donde encontraron buenas opciones de tiro sin efectividad. Los albicelestes no pudieron aprovecharon ese momento de ventaja y Francia volvió a abrir la brecha cuando se encendió y comenzó a castigar con sus internos. Terminó el tercer cuarto 59-43 arriba en el marcador.

Máximo Fjellerup tuvo un muy buen aporte en el arranque del último período a partir de su intensidad, pero a la selección argentina le siguió costando mucho anotar sobre una defensa francesa muy potente. Pese a que De Colo se retiró momentáneamente en la medianía del tercer cuarto debido a una paralítica, Francia mantuvo su dominio en el cuarto parcial, especialmente a partir del trabajo de Okobo y de Lessort. En contrapartida, Argentina sufrió la salida de Campazzo por cinco faltas. Pese a que el partido estaba definido, nunca bajaron el pie del acelerador y estiraron cada vez más la diferencia máxima, que llegó a 22 puntos (72-50). El resultado final fue 77-58 para los franceses, que lo fundamentaron a partir de su trabajo defensivo, de la potencia física de los internos (especialmente Lessort, autor de 13 puntos y 5 rebotes) para ganar la lucha rebotero, del talento de De Colo (11 puntos y 5 asistencias) para darles claridad y del enorme valor del banco de suplentes, que aportó 44 puntos.

Fuente: Basquet plus

Más noticias de hoy