×

Condenaron a cuatro hermanos, que durante años violaron a tres sobrinas en el monte

Los acusados arribaron en libertad al juicio oral, en un proceso que llegó tras cinco años al debate. Los hermanos fueron trasladados ahora al Penal de Varones.

- 02:06 Policiales

Cuatro hermanos fueron condenados al ser encontrados culpables de haber sometido durante años a aberrantes vejámenes a tres de sus sobrinas, aprovechándose del estado de vulnerabilidad de las menores. Tres de los acusados recibieron una pena de 9 años de prisión, mientras que el restante fue sentenciado a 7 años de cárcel. En el Palacio de Tribunales tuvo lugar ayer la lectura del veredicto en contra de los cuatro sospechosos, que habían llegado libres al juicio tras cinco años desde que se había iniciado la investigación por el abuso sexual de tres hermanas.

En la Sala de Audiencias, en primer lugar se le dio la posibilidad a los cuatro imputados de decir sus últimas palabras ante el Tribunal Unipersonal, representado por el Dr. Raúl Santucho.

Ninguno de los acusados dijo palabra alguna. La Fiscalía, representada por los Dres. Florencia Garzón y Martín Silva, habían solicitado una pena de 11 años de prisión para tres de los imputados y 9 para el restante. Por su parte, el Dr. Franco Cejas Escalada, había requerido la absolución para los cuatro por el beneficio de la duda, y subsidiariamente las penas mínimas para dos de sus clientes.

Tras un breve cuarto intermedio, por secretaría se dio lectura al veredicto y allí el Dr. Santucho encontró culpable a los cuatro y condenó a 9 años de prisión a tres de los hermanos y a 7 años de cárcel al restante.

De acuerdo con lo manifestado por las fuentes, el hecho salió a la luz en agosto de 2014. La madre de las menores acudió con sus hijas a la casa de una de sus cuñadas, para participar de un cumpleaños. Allí residía uno de los imputados: F.E.

La celebración finalizó y la mujer emprendió su regreso con sus hijas, y allí advirtió que una de ellas, de 12 años, se había quedado en la casa de sus tíos. Inmediatamente la madre de las víctimas volvió por su hija y la encontró con los pantalones bajos detrás de la vivienda en compañía del dueño de casa, el cual trató de excusarse y le dijo que no había pasado nada. En el camino de regreso a su vivienda, la niña le confesó a su madre que su tío le había hecho “malas palabras”.

Posteriormente, en su casa la mujer comenzó a interrogar más a su hija y allí le manifestó que hace tiempo que su tío la venía abusando y no era el único, sino que también señaló a otros tres de sus tíos: M.E.; C.E. y L.R. Como si ello no fuera lo suficientemente grave, la adolescente de 14 años confesó a su mamá que ella también era víctima de abusos por parte de sus tíos, vejámenes que venía soportando desde los 10 años.

La pequeña de 9 también confesó que había sido abusada por uno de ellos (L.R.). La compleja causa comenzó a ser investigada por la Justicia de Añatuya. La Fiscalía acumuló evidencias en contra de los imputados. Las niñas declararon en Cámara Gesell y sus testimonios fueron desgarradores.

Un paraje del interior del departamento Avellaneda fue el escenario del infierno que vivieron durante años las pequeñas. Ellas acompañaban a sus tíos a trabajar en los hornos para producir carbón y éstos se aprovechaban de esa situación para abusarlas en cuanta oportunidad tenían.

El caso llegó a juicio oral y los fiscales, Dres. Florencia Garzón -de Añatuya- y Martín Silva, encabezan la acusación en contra de los cuatro depravados.

“Abuso sexual con acceso carnal reiterado en concurso real”, fueron los cargos endilgados a los cuatro depravados.l


Más noticias de hoy