×

El Gobierno postergó el pago de un bono en pesos y analistas prevén efecto sobre la inflación y el dólar

Tras un canje fallido el lunes, el Gobierno retiró ayer una oferta de Letras del Tesoro y pocos minutos después anunció que no pagará el capital del bono AF20. Economistas analizan los impactos que tendrá la medida.

- 04:05 Política

La decisión del gobierno nacional de reperfilar el vencimiento del bono Dual AF20 en pesos que vencía mañana, pagar sólo los intereses y postergar el abono del capital hasta septiembre, tendrá efectos en la economía real que se traducirán en una mayor presión inflacionaria y, a su vez, sobre el tipo de cambio según señalaron economistas consultados por EL LIBERAL.

Los analistas apuntaron que el reperfilamiento es “un default” de la deuda a la par que indicaron que con este antecedente, será “muy difícil” para el Gobierno conseguir financiación y que, a su vez, implica nuevos riesgos para una situación que ya se presentaba como muy complicada.

La decisión de Economía se produjo en un contexto en el cual hoy llega una misión del FMI para monitorear las cuentas públicas. Esta semana, fracasó un intento de canje del Gobierno del Dual 20 por otras 3 especies.

Por delante, con el resto de los vencimientos, al equipo económico le quedan dos opciones, defaultear o pagar. Ambas, con el mismo resultado: mayor inflación. Si eligiera pagar todos los vencimientos en pesos que tiene por delante, debería emitir una importante cantidad de pesos. Si, por el contrario, postergara los pagos sin un plan de renegociación global, sino en forma desordenada como hasta ahora, la caída de los bonos se reflejaría en un aumento de la brecha cambiaria. Mientras el control cambiario actúa como un elemento de estabilización, la brecha opera en el sentido contrario.

Analistas consultados por EL LIBERAL se refirieron a los efectos en la economía de esta decisión.

“Es un default”

Para Camilo Tiscornia, “el primer dato de la licitación que resultó desierta fue muy malo, lo que mostró que no hay crédito para el Gobierno argentino. Eso marca la urgencia de la reestructuración de la deuda. El reperfilamiento es un default porque cambia las condiciones en las que se contrajo esa obligación. Es una mala medida, lo que muestra que no hay crédito voluntario para la Argentina”.

Señaló además que “en materia inflacionaria nuestros números dan para enero en torno al 3,5%. Habrá que ver qué es lo que pasa en febrero”. Agregó que “ahora están dejando subir un poco más el dólar oficial con esto de los bonos, con lo cual eso va a impactar en inflación. Van a tratar de mantenerlo lo más controlado posible al dólar oficial”. No obstante, “en la medida que la situación no se resuelva y no se restaure la confianza, los otros dólares van a seguir subiendo y se va a ampliar la brecha”. Agregó que “el elemento clave es que no hay confianza, este gobierno lo que no tiene es credibilidad de los inversores”.

“Complica un plan antiinflacionario”

Para el economista Jorge Colina: “Lo menos malo hubiera sido emitir para evitar un reperfilamiento de deuda en pesos. Reperfilar sería cerrarse el crédito en pesos, lo que complicaría más que la emisión, un futuro plan anti-inflacionario. Porque se quedan sin acceso al crédito y de todas formas van a terminar emitiendo. De la otra forma, sólo emitían”.

“Afectará la economía real”

Según el economista Gabriel Rubinstein, “lo que hicieron con el #AF20 es default. Se supone que querían evitarlo. Será mucho más difícil seguir reconstruyendo mercado de pesos. Una lástima, ya que era lo único en que habían avanzado bien en tema deuda. Fuerte caída de mercados que afectará a la economía real”.

“Agrega demasiados riesgos”

De acuerdo con el economista Lorenzo Sigaut Gravina, “el reperfilamiento agrega demasiados riesgos. Sería una buena medida sí, y sólo sí, el Tesoro puede seguir colocando deuda en pesos. Pese a ello Hacienda dice que este reperfilamiento no afecta la recomposición de la curva en pesos. Esto habrá que ver si es un golpe puntual o si se cierra el financiamiento en pesos al Tesoro”.

“Genera mayor incertidumbre”

Para el analista Martín Vauthier, “reperfilar genera mayor incertidumbre, no sólo por la decisión individual, sino sobre todo por la sucesión de traspiés en cuanto a la postura frente a la deuda”. “Estos eventos generan impacto negativo sobre la credibilidad del país de cara a la reestructuración de la deuda en moneda extranjera”, afirmó.

Agregó que se podría haber pagado con emisión. “Eventualmente se podía retirar parte de esos pesos, pero con un sesgo más contractivo por parte del BCRA. Con eso se podía moderar el impacto sobre la brecha cambiaria y la inflación, seguías pagando vencimientos en pesos y construyendo credibilidad”, afirmó.

“Las condiciones se van a endurecer”

Según el economista Gabriel Caamaño, el reperfilamiento tiene un efecto adverso, como lo refleja la caída de títulos de deuda en pesos, como el Boncer 2020 (-10%) y en dólares, como el Bonar 2024 (-6%), Discount 2033 (-2,8%) y el Argentina 2117 (-3,9%). “No sé qué mercado en pesos pretenden que haya después de defaultear un bono pagable en pesos como el AF20”, indicó.

 “El Gobierno decidió unilateralmente”

 Para Diego Martínez Burzaco, “si había una virtud que el equipo económico actual había logrado en tan poco tiempo, había sido la de recomponer el mercado de deuda en pesos”. Pero, “todo eso se rompió cuando el Gobierno decidió unilateralmente cambiar condiciones del bono AF20. Lisa y llanamente es default de la deuda”.

“Esta postergación no afecta la estrategia de normalización de rendimientos en pesos”

El Ministerio de Economía anunció a través de un comunicado oficial cómo se instrumentará la reestructuración del bono AF20 que pagará solamente los intereses del bono, al tiempo que precisó que la liquidación del capital será “postergada” y estará atada a la reestructuración de la deuda pública.

Se pagarán los intereses al vencimiento, mientras que la amortización será postergada, en esta instancia hasta el 30 de septiembre del corriente año, de modo de poder contar con más tiempo para poder reestructurar este bono de una forma consistente con el resto de la reestructuración de la deuda externa”, indicó un comunicado de Hacienda.

El mismo precisó que “quien participó del canje (del AF20) posee ahora una tenencia sostenible, mientras que a los tenedores que decidieron no cooperar les tocará esperar”. Por lo tanto, estableció que “al igual que con la deuda en dólares, se pagarán los intereses al vencimiento, mientras que la amortización será postergada en esta instancia hasta el 30/9 de este año”.

“Este gobierno no va a aceptar que la sociedad argentina quede rehén de los mercados financieros internacionales, ni va a favorecer la especulación por sobre el bienestar de la gente”.

“La situación será distinta para los tenedores individuales con posesiones inferiores a U$S 20.000 al 20/12 pasado, a este grupo de tenedores no se les postergarán los vencimientos de capital”.

“Hay una clara distinción entre este instrumento (el AF20) y los bonos o letras en pesos”. Resaltó que “esta postergación de los vencimientos de capital de este título no afecta ni interrumpe en modo alguno la estrategia de normalización de la curva de rendimientos en pesos”.


Más noticias de hoy