×

Ante la falta de barbijos en China, una joven acudió al hospital disfrazada de jirafa

Se dirigió al centro médico en la provincia de Sichuan, para recoger los medicamentos de su padre con la insólita vestimenta. VIDEO.

- 09:50 Mundo Web

El pasado viernes un hecho insólito se vivió en un hospital en la provincia de Sichuan, China. Allí, ante la falta de mascarillas, una mujer se presentó disfrazada de jirafa en un hospital ubicado en la ciudad de Luzhou, para evitar contraer el coronavirus. 
La joven, cuyo apellido es He, afirmó ante un medio que tuvo que recurrir a esta inusual medida porque no pudo conseguir un barbijo y entonces decidió cubrirse el cuerpo entero con un disfraz hinchable.
He se dirigió al hospital a buscar los medicamentos de su padre, quien era un paciente habitual del hospital antes de que estallara el brote del virus. A partir de entonces, la hija asumió las responsabilidades de comprar comestibles y hacer recados para evitar que sus padres se contagien con el Covid-19. Además la mujer también le pidió al médico de cabecera que realizara una consulta virtual con su progenitor a través de una cámara web, informó el medio Daily Mail.
Debido a la incesante demanda de mascarillas (que los médicos recomiendan cambiar con regularidad), los habitantes chinos realizan desesperados intentos por conseguirlas para evitar el contagio. 
Hasta el momento, el brote se ha cobrado la vida de 1.524 personas en ese país. Asimismo, la mujer reveló que "no hay ni una mascarilla disponible a la venta".

El pasado viernes un hecho insólito se vivió en un hospital en la provincia de Sichuan, China. Allí, ante la falta de mascarillas, una mujer se presentó disfrazada de jirafa en un hospital ubicado en la ciudad de Luzhou, para evitar contraer el coronavirus. 

La joven, cuyo apellido es He, afirmó ante un medio que tuvo que recurrir a esta inusual medida porque no pudo conseguir un barbijo y entonces decidió cubrirse el cuerpo entero con un disfraz hinchable.

He se dirigió al hospital a buscar los medicamentos de su padre, quien era un paciente habitual del hospital antes de que estallara el brote del virus. A partir de entonces, la hija asumió las responsabilidades de comprar comestibles y hacer recados para evitar que sus padres se contagien con el Covid-19. Además la mujer le pidió al médico de cabecera que realizara una consulta virtual con su progenitor a través de una cámara web, informó el medio Daily Mail.

Debido a la incesante demanda de mascarillas (que los médicos recomiendan cambiar con regularidad), los habitantes chinos realizan desesperados intentos por conseguirlas para evitar el contagio. Hasta el momento, el brote se ha cobrado la vida de 1.524 personas en ese país. Asimismo, la mujer reveló que "no hay ni una mascarilla disponible a la venta".



Más noticias de hoy