×

Hubo acuerdo para el congelamiento de las cuotas en colegios de la enseñanza privada

Según el acuerdo al que llegaron ayer la Nación, las provincias y la Ciudad de Buenos Aires con las asociaciones que agrupan a las instituciones de enseñanza privada.

- 01:02 Santiago

Las cuotas de los colegios privados quedarán congeladas, según el punto saliente de un acuerdo al que llegaron ayer la Nación, las provincias y la Ciudad de Buenos Aires con las asociaciones que agrupan a las instituciones de enseñanza privada.

Fuentes del Ministerio de Educación dijeron que el acuerdo se dio luego de una serie de reuniones y contactos mantenidos en el marco de la prevista merma de ingresos de múltiples familias a causa de las restricciones forzadas por la pandemia de coronavirus.

El acuerdo consta de nueve puntos, entre los cuales figura también el diferimiento del pago de un porcentaje de esos aranceles.

El acuerdo fue firmado ayer por el ministro Nicolás Trotta y por los titulares de las carteras de Educación de las 24 jurisdicciones en nombre del Consejo Federal de Educación.

Por el ámbito de la enseñanza privada suscribieron Rodolgo de Vincenzi, por la Confederación de Asociaciones de Colegios Privados (Caiep); Norberto Baloira, por Junta Coordinadora de Asociaciones de la Enseñanza Privada de la República Argentina (Coordiep); José Alvarez, por el Consejo Superior de Educación Católica (Consudec) y Martín Zurita, por la Asociación de Colegios Privados de la Provincia de Buenos Aires (Aiepba/Junep).

Según el Ministerio nacional, “la realidad de cada una de las 24 jurisdicciones, y dentro de cada una de ellas la de las escuelas de gestión privada y su comunidad educativa, es diferente, presenta particularidades y demanda enfoques diferenciados para atender las necesidades de las familias, de los docentes y no docentes, y de las propias instituciones”.

Estos son los puntos del acuerdo alcanzado:

- Preservar las fuentes de trabajo de los docentes, no docentes, auxiliares y personal directivo de las escuelas de gestión privada, asegurar el pago de los salarios, garantizar el derecho a la educación y adecuar las condiciones de trabajo remoto, en caso de que fuera necesario, para preservar la salud de trabajadores/as y estudiantes.

- Congelar el valor de los aranceles hasta que concluyan las medidas de aislamiento social y preventivo obligatorio; y retrotraer los aumentos que se hubieren producido con posterioridad a la entrada en vigor del Decreto Nº 260/2020.

- Suspender la facturación o aplicar descuentos en los accesorios al arancel que respondan a servicios directos interrumpidos (ej. comedor) u otros servicios extra escolares.

- Diferir a solicitud de las familias el pago de un porcentaje del total del arancel, facturado para meses subsiguientes en favor de quienes no puedan afrontarlo, tomando como máxima referencia las necesidades para garantizar el pago de sueldos, cargas sociales y gastos ineludibles para el sostenimiento del Plan de Continuidad Pedagógica.

- Flexibilizar, reprogramar o extender las fechas de los vencimientos de pago de cuotas o aranceles, restringir los recargos financieros por mora en el pago (intereses) y suprimir las multas y otras penalidades o accesorias durante un plazo no menor al del aislamiento social y preventivo obligatorio.

- Abstenerse de aplicar medida restrictiva alguna al acceso a las herramientas de aprendizaje por cuestiones vinculadas al pago de los aranceles.

- Atender situaciones familiares especiales, con la posibilidad de otorgar becas y ayudas transitorias conforme a la realidad de las familias y de cada institución.

- Analizar la estructura de costos y los ahorros posibles sosteniendo las erogaciones esenciales, a fin de disponer, cuando ello sea posible, un descuento en los aranceles; manteniendo la remisión de información conforme a la normativa aplicable.

- Implementar estas medidas durante el aislamiento social preventivo y obligatorio y, una vez concluido, por un plazo idéntico al transcurrido en tal situación.

“El Gobierno nacional y los gobiernos provinciales y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires ratifican que continuarán adoptando medidas que acompañen en la crisis al sector, tales como las de carácter general ya dispuestas, y otras de impacto directo en el sector educativo de gestión privada”, agregó la cartera educativa.

No regresaría la actividad en las aulas después del 12

El ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, afirmó que “es difícil imaginar” que regresen los alumnos a las aulas después del 12 de abril, cuando finaliza el período de aislamiento, aunque dijo que evaluarán “un respiro” para los niños y familias respecto de las vacaciones de invierno con un posible corrimiento del calendario.

“Es difícil imaginar que vuelvan las clases al aula, cuando dijimos con el Presidente que la suspensión de clases no era una decisión educativa sino epidemiológica”, acentuó.

Sobre las vacaciones de invierno dijo que “es prematuro hablar porque no tenemos la certeza de cuándo vamos a volver físicamente a las clases, pero superado este momento, vamos a necesitar un respiro también y veremos qué es lo mejor, quizás unos días de vacaciones o trabajar en un calendario con continuidad”.


Más noticias de hoy