×

A puertas cerradas, el papa Francisco celebró la misa del Domingo de Ramos

El Sumo Pontífice pidió estar cerca del que "sufre y está necesitado" en medio de esta pandemia. Además, rezó por todas las personas que trabajan luchando contra la enfermedad.

- 07:28 Mundo

En una misa diferente, a puertas cerradas y transmitida por streaming, el papa Francisco convocó hoy a estar cerca del "que sufre y está solo y necesitado" durante la pandemia de coronavirus y calificó como "los héroes de hoy" a las personas que trabajan frente a la lucha contra la enfermedad. al celebrar en la Basílica de San Pedro la misa por el denominado Domingo de Ramos.

"El drama que estamos atravesando nos obliga a tomar en serio lo que cuenta, a no perdernos en cosas insignificantes, a redescubrir que la vida no sirve si no se sirve", planteó Jorge Bergoglio en la Basílica de San Pedro, que según la tradición católica inicia la Semana Santa.

Como en su histórico rezo del viernes 27 de marzo en una Plaza San Pedo vacía, el Papa volvió a estar acompañado por los dos símbolos a los que ha confiado la salida de la pandemia: el crucifijo que según los católicos salvó a Roma de la peste en el siglo XVI y la imagen de la Virgen Salus Populi Romani, a la que le ha confiado cada uno de sus viajes fuera de Italia.


Te recomendamos: Hoy, las misas del Domingo de Ramos serán transmitidas por las redes sociales, radios y TV


"Y, ante Dios que nos sirve hasta dar la vida, pidamos la gracia de vivir para servir. Procuremos contactar al que sufre, al que está solo y necesitado. No pensemos tanto en lo que nos falta, sino en el bien que podemos hacer", convocó Francisco, en su octavo domingo de Ramos como Papa.

En ese marco, se dirigió con especial énfasis a la juventud, en ocasión de la celebración de una nueva edición de la Jornada Mundial de la Juventud.

"Quisiera decirlo de modo particular a los jóvenes, en esta Jornada que desde hace 35 años está dedicada a ellos. Queridos amigos: Miren a los verdaderos héroes que salen a la luz en estos días. No son los que tienen fama, dinero y éxito, sino son los que se dan a sí mismos para servir a los demás", propuso.

En el marco de una enfermedad que solo en Italia mató a más de 15.000 personas, Bergoglio lamentó "el drama de la pandemia", en el que "tantas certezas se desmoronan".

Tras la misa de hoy, Francisco continuará con las celebraciones de Semana Santa sin fieles y siempre en transmisión en directo por los canales de streaming del Vaticano.


Más noticias de hoy