×

La historia de una obstétrica santiagueña que pasa la cuarentena con sus padres en Italia

Lorena Manzur relató a EL LIBERAL cómo vive, en la ciudad de Maiori, en donde está radicada, el aislamiento obligatorio y preventivo junto con su esposo e hijos y sus papás Eduardo Manzur y Marta Romero.

- 17:20 Santiago

La obstétrica santiagueña Lorena Manzur, radicada en la ciudad italiana de Maiori, cumple con la cuarentena obligatoria y preventiva por la pandemia del coronavirus “con serenidad” y con la particularidad de tener a sus padres, el prestigioso escritor y poeta santiagueño Eduardo Manzur y Marta Romero, en su hogar italiano.

“Mis padres llegaron a Roma el 5 de marzo, fuimos a esperarlos al aeropuerto con mi hermano David que también vive en Italia y el 7 de marzo fuimos a Maiori. El estado de emergencia en esta zona fue declarada el 9 de marzo. Desde aquel día, en el respeto de las normas vigentes, estamos en cuarentena”, contó Lorena en diálogo con EL LIBERAL.

¿Cómo estás pasando la cuarentena?

Con serenidad. Es una situación extraña, nos obliga a mirarnos dentro, a enfrentarnos con lo que somos, con lo que pensamos y sentimos. Tengo a mis padres conmigo, y después de 18 años de exilio, esto significa poder cuidar de ellos y recibir sus cuidados.

¿En qué lugar de Italia vives?

Vivo en uno de los lugares más hermosos de Italia (aunque es un país maravilloso por donde lo veas), ubicado en “la Divina Costiera”, en Maiori, situado en la Costa de Amalfi, provincia de Salerno, al sur de Nápoles.

¿A qué te dedicas?

Trabajo en diversos ámbitos de la salud. Soy la manager assistant de un importante profesional de la zona y también llevo adelante mi querida profesión de obstétrica.

¿Cómo está conformada su familia y qué dicen ellos de esta situación?

Vivo con mi marido y mis dos hijos adolescentes Tomás (19) y Cristina (16). Para todos es difícil haber suspendido nuestras vidas, trabajos y actividades, pero con un gran sentido del bien común se lleva adelante esta situación, con la esperanza que pronto se pueda volver a vivir serenamente.

¿Qué significa para usted pasar el aislamiento junto con sus padres?

Significa volver a ser niña, ser más fuerte porque los tengo cerca. Significa sentirme muy afortunada por tenerlos y por poder compartir con ellos este singular momento en la historia de la humanidad.

¿Cuándo llegaron ellos a Italia?

Mis padres llegaron a Roma el 5 de marzo. Fuimos a esperarlos al aeropuerto con mi hermano David que tambien vive en Italia y el 7 de marzo fuimos a Maiori. El estado de emergencia en esta zona fue declarada el 9 de marzo. Desde aquel día, en el respeto de las normas vigentes, estamos en cuarentena en familia.

Aprendizaje

¿Qué enseñanza le deja a la humanidad, y a usted en particular, esta pandemia?

Pienso que esta pandemia nos ha paralizado y como en una fotografía nos está mostrando nuestra realidad, lo que somos, lo que hicimos con nuestra vidas, con el planeta. Nos muestra cuáles son las cosas realmente importantes y de cuánta superficialidad estabamos inundados. De esta situación, como de otras crisis, algunos podrán sacar lecciones y aplicarlas en sus propias vidas para mejorar como seres humanos, para otros, quizás, nada cambiará. Respeto por la vida y por la naturaleza, recordar que somos invitados y no patrones en este mundo. Volver a lo esencial, las huertas, los nacimientos respetados, la lactancia materna.

¿Ha tenido miedo en estos tiempos, diríamos, apocalípticos?

Miedo, no, para nada. Quizás un mayor sentido de responsabilidad por la presencia de mis padres aquí, llegados con el solo objetivo de venir a verme no obstante la pandemia. No es una cuestion de miedo sino de conciencia colectiva, somos nosotros los protagonistas de esta historia y de nuestro accionar dependerá el futuro.

¿Cómo cree que será Italia después del 4 de mayo?

El 4 de mayo es sólo una fecha simbólica del inicio de la fase 2. Ya se reanudaron algunas actividades. Gradualmente se reabrirán actividades comerciales y las personas circularán para volver a trabajar y reencontrarse con sus familiares. Será una Italia semi vacía por la disminución de la afluencia turística, con distancias de seguridad, personas enmascaradas y espero, muchas ganas de volver a empezar. Esta pandemia dejará profundos estigmas en los ámbitos económicos, sociales y psicológicos de la población.

Muchos dicen que sólo Dios frenará esta epidemia. ¿Cuál es su mirada sobre el tema?

Pienso que Dios no tiene nada que ver con esta pandemia. Covid-19 es una enfermedad respiratoria originada por un virus (Sars CoV-2), desconocido hasta la aparición del primer caso en diciembre 2019.

En el año 2020, a lo mejor, es urgente empezar a asumir nuestra responsabilidad en la creación de la realidad que hoy nos toca enfrentar. Nada se crea de la nada ni porque sí. Seguramente es el resultado de una serie de acciones humanas erradas.

El virus es un huésped, que si encuentra un cuerpo en condiciones de óptima salud (teniendo en cuenta la definición de salud de la OMS) en la mayor parte de los casos no induce la enfermedad. Prevenir los contagios y tener un válido sistema inmunitario nos protege de este potencial enemigo.

Más noticias de hoy