×

El esposo de la mujer que murió asfixiada con sus hijas confesó una amante y una discusión previa

Los investigadores ingresaron a la casa de Aristóbulo del Valle en busca de documentación personal de la joven madre.

- 06:08 Policiales

Tal como estaba previsto y lo había anticipado EL LIBERAL, durante la jornada de ayer César Díaz -esposo de Adriana y padre de Ornela y Eliana, las mujeres que murieron en el barrio Quilmes tras un incendio- declaró ante los efectivos de la División Homicidios y Delitos Complejos de La Banda, a pedido del fiscal Hugo Herrera.

Según se supo, el viudo aportó datos que llamaron la atención de los investigadores, por lo que tras informarle sobre sus dichos al Dr. Herrera, éste dispuso de inmediato una nueva inspección ocular en la casa de la tragedia.

Pasado el mediodía, el fiscal -acompañado por la Dra. Natalia Saavedra, coordinadora, y la Dra. Nieve Bravo, instructora- arribaron a la vivienda de calle Aristóbulo del Valle y Francisco de Aguirre.

Allí trabajaron junto con los investigadores y Criminalística, quienes realizaron otra requisa dentro de la habitación donde los bomberos hallaron a las víctimas, asfixiadas.

En la segunda inspección, los efectivos encontraron la llave de la puerta del dormitorio. Estaba entre los restos de cosas quemadas, en el piso detrás de un mueble, por lo que se supo que estaba puesta desde adentro.

Fuentes cercanas a la investigación revelaron que el objetivo de la inspección era buscar documentación personal de la joven. Libro íntimo, cuadernos o alguna carta que hubiera dejado.

Según se supo, en sus declaraciones, Díaz les confirmó a los detectives que tenía una relación amorosa con otra mujer. Además indicó que cuando se encontraba con su madre en un centro de salud privado -antes de enterarse del incendio- había mantenido un entredicho telefónico con la mujer.

El sujeto sostuvo que acostumbra a borrar los mensajes de su aparato móvil por lo que no pudo mostrar a los investigadores el contenido de esa conversación. Pese a ello su teléfono está secuestrado y será peritado por los investigadores.

Durante la jornada de hoy, los efectivos se trasladarán hasta la localidad de Bandera Bajada para tomar testimonio a los familiares de Adriana. Mientras tanto el Dr. Herrera aguarda los resultados de las pericias. 

La información extraída de los celulares será de vital importancia

El representante del Ministerio Público Fiscal aguarda que los expertos del Gabinete Forense de Informática realicen las aperturas de los teléfonos celulares en la causa.

Como se recordará, el Dr. Herrera solicitó que se secuestre el teléfono de la víctima -el cual fue hallado en otra de las habitaciones de la casa, cargando- y el de su esposo, César Díaz.

El contenido, que ahora toma mayor relevancia, entre las conversaciones que Adriana tenía con esposo será de vital importancia para la investigación, para establecer qué sucedió antes del incendio, donde fallecieron las tres mujeres.

Además, los informáticos deberán recuperar la documentación que puede haber sido borrada por la propia víctima y la que fue eliminada por César, tal como él les confesó a los investigadores.

También resta conocer el resultado de los estudios realizados por el Dr. Horacio Heredia, quien determinará si en el sillón donde se generó el fuego había resto de nafta, tal como se halló dentro de la habitación. 


Más noticias de hoy