×

Cómo será la atención en bares y confiterías con los nuevos horarios

- 01:48 Santiago

Hasta hace unos días Santiago del Estero era una provincia en la que la circulación libre era de 8 de la mañana hasta las 12 de la noche. Luego de conocerse el “caso 41” comenzó una serie de contagios que no deja de crecer con el pasar de las horas.

Ante esta situación, el pasado miércoles el gobernador Gerardo Zamora anunció una serie de medidas para frenar un poco la circulación y poder realizar los controles que demanda la situación epidemiológica en la provincia.

Desde este jueves 6 de agosto, el horario de la circulación libre es desde las 8 de la mañana hasta las 18 horas. Fuera de ese rango horario solamente podrán circular quienes cuenten con la habilitación emitida por el sistema “Circulando”.

Dentro del mencionado horario, cada comerciante puede atender de la manera que mejor le convenga, pero la gran mayoría manifestó que la apertura de los locales serían entre las 8 y 8.30 horas hasta las 17 y 17.30.

Noticiero 7 habló con Juan Pablo Issa, propietario de un bar de ciudad Capital, explicando que con la nueva restricción horaria deben modificar sus horarios de atención, lo cual resulta un poco contraproducente, pero con aliciente de que es una medida vigente sólo por 10 días.

No obstante la restricción horaria, los protocolos sanitarios en cuanto a la atención del público se mantienen y serán controladas, tales como el uso del barbijo o tapabocas, la provisión de alcohol en gel, la implementación del menú digital, disposición de las mesas cumpliendo el distanciamiento social y manteniendo un máximo de 4 personas por mesa, entre otras medidas.

Issa sostuvo que el rubro de bares y restaurantes fue uno de los sectores más golpeados por la pandemia del Covid-19 y la los efectos de la cuarentena, pero desde que en Santiago se había anunciado la circulación libre, la actividad se había reactivado de a poco, ayudado en los últimos días y el incremento de la temperatura.

La nueva medida, vigente sólo por 10 días en una primera instancia, significa retroceder un poco en la actividad comercial, pero es una medida que hay que acatar por el cuidado de todos, señaló Juan Pablo en diálogo con Noticiero 7.


Más noticias de hoy