×

Declaran hoy las adolescentes que denunciaron a un comisario y a otros dos sujetos por abuso

La causa es “abuso sexual con acceso carnal”. El comisario está sindicado de ser anfitrión de la fiesta donde se produjeron los ultrajes. El presunto consumo de cocaína.

- 00:32 Policiales

Una adolescente de 14 años y dos amigas de 13 serán asistidas hoy en Cámara Gesell, dentro de un incipiente proceso por ‘abuso sexual’ en contra de un comisario y médico de policía de Frías; un ex presidiario y cuidador de su salón de fiestas, y un adolescente de 16 años.

Desde las nueve de la mañana, los fiscales Gustavo Montenegro (coordinador) y Gustavo Benjamín Zavalía escucharán a las menores, junto con psicólogos, abogados defensores y los propios padres de las tres jovencitas.

Según denunciaron sus madres, las chicas participaron de una “juntada” entre la noche del jueves y madrugada del viernes en un salón de fiestas propiedad del comisario, ubicado en “El Remancito”, distante dos kilómetros (por avenida Catamarca) de Frías.

En el encuentro prohibido por las normas sanitarias contra el Covid-19, habrían abundado cervezas, porros y cocaína, de acuerdo con lo subrayado por una de las menores de 13 años, abrumada por las preguntas de su madre.

En menos de una hora de la presentación, efectivos de Robos y Hurtos dieron cumplimiento a tres allanamientos refrendados por la jueza de Control y Garantías, Roxana Cejas Ramírez.

Detenidos

Cayeron presos, un joven de 16 años; el cuidador del salón, un ex presidiario con dos condenas por abuso sexual, la última por siete años en el 2013. El tercer detenido resultó el propio dueño del local, hasta hoy médico de la Policía local y auditor del Instituto de Obra Social del Empleado Provincial (Iosep).

En cuatro días de investigación, la Fiscalía abonó la causa con pruebas vitales: hisopado a las tres menores; análisis de sangre; de alcohol; secuestro de la ropa interior y remeras y pantalones que llevaban puestos.

En el salón, los expertos de la División Criminalística habrían secuestrado lencería femenina, juguetes sexuales, ropa de cama y 11 cámaras de seguridad en que los investigadores buscan ahora recrear lo ocurrido aquel jueves de fiesta ilegal y prohibida en todas sus modalidades.

La defensa del funcionario presentaría testigos, audios y videos

Los abogados Carlos Ríos López y Ariel Salavarría asumieron ayer la defensa del comisario preso y hoy mismo pondrían en práctica el prólogo de la estrategia, en procura de intentar “despegarlo” del escándalo.

Más allá de ignorarse la forma, trascendió que presentarían videos, audios, filmaciones que abarcarían lo hecho entre el jueves a la tarde, noche y madrugada del viernes.

El cuidador y ex presidiario está alojado en la Escuela Libertad y, por su parte, el comisario, lo hace en la sede del Departamento de Seguridad Ciudadana Nº 7, bases donde afrontarían este día sendas indagatorias.

Los fiscales planifican interrogarlos vía online. Como ignoran por completo el relato de las tres víctimas, es probable que sus abogados defensores les aconsejen abstener de declarar, al menos hasta tanto conozcan la gravedad de las pruebas de las que dispone el equipo fiscal.

Hoy por hoy, la “suerte” del comisario no es drásticamente diferente a la del ex presidiario y ex doblemente condenado por abuso sexual.

El funcionario dijo que fue a la casa de su novia el jueves a la noche y volvió a las 5 del viernes, pero las cámaras sugieren lo contrario. Lo ubicarían ingresando a su habitación, mientras las menores seguían dentro del salón.

Ergo, si él también las accedió, o no, la verdad es potestad de las tres menores y de los resultados de los hisopados, a cargo de los expertos del Cuerpo Médico Forense.

Del ex presidiario trascendió que fue condenado a finales de los ‘90 y después en el 2013. En la última pena le habrían sido impuestos 7 años de cárcel.

El tercer detenido es un joven de 16 años. Le serán aplicadas las Leyes de Minoridad y en la primera audiencia ante un juez de Control y Garantías la Fiscalía solicitaría un Régimen Tutelar “intramuro”, es decir internado en un organismo de seguridad al menos por un año.


Más noticias de hoy