×

Una de las adolescentes dijo que despertó con el pantalón y la ropa interior bajados

La defensa confía en la ausencia de la palabra “abuso” en boca de las menores durante la Cámara Gesell. En tanto, los fiscales depositan su estrategia en los hisopados y análisis de sangre.

- 08:16 Policiales

Una de las tres adolescentes que participaron de una “juntada” en Frías habría confirmado que en la reunión prohibida “hubo ‘porro’, cocaína y cervezas”, añadiendo también que durmieron en las instalaciones del salón de fiestas de El Remancito y se despertó con el pantalón y la ropa interior en las rodillas.

“Abuso sexual con acceso carnal, promoción y facilitación de la corrupción de menores y violación a las medidas contra la pandemia”, son los cargos atribuidos al cuidador del salón; también al propietario, un comisario y médico de policía local; y a un adolescente de 16 años.

Entre las 9:30 y después del mediodía, las adolescentes (una de 14 años y dos de 13) habrían realizado una cronología, cuyo aspecto medular detallamos a continuación: “Nos trajo mi novio, de 16 años”, según el testimonio de la de 14. “Comimos en el salón. Una de nosotros cocinó. Cantamos y después él (dueño del lugar) nos llevó a la pieza en la que dormimos”.

En otro pasaje del relato, la adolescente habría ahondado que despertó y “tenía el pantalón y su ropa interior en las rodillas”. También que en toda la noche “sentimos que ellos entraban y salían de la pieza”, trascendió en Frías. En tanto, sus amigas agregaron: “Despertamos, desayunamos matecocido y comimos pan con manteca”.

Al término de la Cámara Gesell, uno de los defensores del comisario, el abogado Ariel Salavarría (el otro es Carlos Ríos López), adelantó: “Hemos requerido ya audiencia de excarcelación”. A criterio suyo, “las adolescentes no mencionaron abuso, ni siquiera insinuación sexual en cuanto a mi cliente, a quien vieron a las 22 del jueves y nada más”. Según el letrado, “de lo único que hablaron fue que bebieron alcohol y fumaron porros con el casero del salón y nada más...”

Sí reconoció que el relato de la joven de 14 años “es diferente al de sus amigas”, pero juzgó que muy probablemente “conllevó mucho de fábula”.

En contrapartida, el fiscal Gustavo Zavalía, procura contar con informes de las pruebas químicas requeridas para cimentar la presencia de los tres sospechosos en las muestras recogidas de la evidencia recolectada en el escenario de los hechos. Se presume que la Fiscalía procurará mantener tras las rejas a los tres involucrados hasta que se aclare la participación de cada uno.

Qué dice la defensa del comisario detenido

Para el abogado Ariel Salavarría, las adolescentes fueron al salón de su representado, el comisario preso, “porque habían planificado una reunión, cuyo anfitrión sería su hijo” adolescente, quien nunca se presentó.

“El único pecado que cometió nuestro defendido fue comer milanesas con las chicas y prenderle el karaoke para que canten, mientras esperaban al hijo de nuestro cliente, reunión que nunca se concretó porque el chico ni su amigo vinieron”.

Mientras tanto, “las adolescentes comieron en el salón, compraron bebidas y se fueron a beber a otra casa”, profundizó. “Uno de esos amigos es uno apodado Máquina”, acotó.

En cuanto al comisario, según Salavarría, “después de cenar, se fue del salón (a visitar a su novia), retornó a las 4 del viernes. Ahí se ve en la cámara que entra al departamento y a las 8 sale y se va a la clínica. Ahí lo reta a su cuidador, ordenándole que las menores se vayan”, sintetizó Salavarría.

Apostillas de una difusa noche

DROGAS. La mayor de las adolescentes habría indicado que vio en el baño una bolsa negra. Resaltó que ella abrió, probó y tenía cocaína. También agregó a los funcionarios que allí había una segunda bolsa “llena de pastillas” y una tercera, “con porros”.

DISCUSIÓN. En su versión subrayó que tuvo una discusión con una de sus amigas, ya que a criterio suyo, la otra chica quería involucrar injustamente a su novio, en alusión al detenido de 16 años.

CIENCIA. La jornada terminó con la defensa desbordando optimismo y la Fiscalía aguardando los informes de los hisopados y análisis de sangre realizados a las menores, cuya ropa (incluida la interior) han sido secuestradas y sometidas a análisis químicos.

PLAN B. La defensa apuesta a la libertad del funcionario policial. De no ser posible, a morigerarle cargos, es decir le sea retirada la imputación de “abuso sexual”. Con ello, creen que por añadidura caería también la de “corrupción de menores”.


Más noticias de hoy