×

Vuelta al cole: qué hacer con los niños para ayudar a que el retorno sea positivo

“Vamos a tener que reencauzar a los niños en la escritura y en el aprendizaje sin pretender que logren lo que hubieran logrado con una enseñanza presencial”, advirtió la Lic. Ana Roxana Gálvez.

- 23:56 Santiago

El retorno de las clases presenciales ya es casi un hecho. Las autoridades nacionales prácticamente lo confirmaron y en las últimas horas se volvió el tema más hablado entre los integrantes de la familia.

Los padres de los niños que hicieron su primer grado a través de una pantalla, son los que más se ‘atemorizaron’ ante la confirmación de la ‘vuelta al cole’.

¿Cómo será el inicio del Segundo grado de sus hijos?, ¿Qué desafíos se presentarán?, ¿Ingresan a Segundo grado, pero como si lo hicieran a Primero? Todos estos interrogantes dan vueltas en su cabeza, a semanas del inicio del ciclo escolar.

La Lic. en Psicopedagogía, Ana Roxana Gálvez se refirió al tema y brindó una serie de recomendaciones para ponerlas en práctica en los primeros días del inicio de las clases.

‘Este momento histórico- político- educativo nos da pie para pensar en un nuevo año presencial, después de un año extraño, en el que se tuvo que recurrir a la virtualidad por el virus que hacía peligrar nuestra vida. Nuevamente el escenario educativo se ve conflictuado con una circunstancia de ausentismo en el aula, como hubo que hacer porque no quedaba otra. Igualmente fue algo muy interesante en cuanto a nuevos aprendizajes, principalmente para saber que educar implica presencia, y que instruir también implica determinada presencia, pero no tanta como la acción de educar. Y exactamente estos fenómenos no se han dado el año pasado, más allá de que los docentes hemos tratado por todos los medios, de estar presentes a través de un aparato, de una computadora, de una metodología de Zoom’, describió el ciclo lectivo 2020.

Si bien el impacto del regreso al aula será para toda la comunidad educativa, ‘hay diferentes situaciones’, sostuvo Gálvez.

‘Los niños que ya han pasado a un grado alto, el Zoom va a generar un determinado efecto. Y en los que nunca han tenido escuela, como los niños que han ingresado en Primer grado y este año entran en Segundo va a tener otra reacción. Los niños que no han tenido clases nunca, van a verse desde lo emocional, en un primer grado, aunque estén ingresando a un Segundo; sobre todo en lo que hace a la interacción y a la adaptación a una institución educativa’.

El desafío de los padres y docentes, este año

Los padres de niños que han ingresado a Primer Grado el año pasado tendrán una ardua tarea desde el hogar.

“Hay que poner en acción toda la batería emocional necesaria para adaptarlos, adaptarnos, retomar lo vivido, que siempre tiene su aspecto positivo, y para poder, comenzar un proceso que en realidad tendríamos que continuarlo, y que dada a las circunstancias tenemos que iniciarlo. Todo lo que como papás y docentes hacemos para niños de Primer Grado, vamos a tener que ponerlo en acción en este Segundo Grado. Esto no es difícil pero tampoco es totalmente sencillo. Entonces vamos a tener que reencauzar a los niños en la escritura y en el aprendizaje sin pretender que los niños logren lo que hubieran logrado con una enseñanza presencial, porque sabemos todos que el aspecto emocional posibilita el aprendizaje o lo obstaculiza’, expresó.

Recomendaciones para facilitar el proceso

“No trabajemos en este momento al menos en lo conceptual, sino solo tratemos de familiarizarnos con las adecuaciones curriculares porque vamos a tener que hacerlo, porque no hubo un aprendizaje como el programado en inicio de febrero parea comenzarlo en marzo del 2020. No se ha dado ese proceso, motivo por el cual en lo conceptual, las adecuaciones curriculares van a tener que estar, para los que más han aprendido, para los que medianamente pueden responder y para los que les cuesta responder’, sostuvo Gálvez.

Para ello recomendó ‘no estar encima de los niños, pero si acompañarlos. Y es fundamental no dar por sentado que ya están en Segundo grado, con un año de Zoom, porque no es lo mismo. El niño necesita la compañía de los padres y docentes como si recién estuviesen iniciando su escuela primaria’.


Más noticias de hoy