×

Víctor Beker, con EL LIBERAL: “La inflación de julio puso de manifiesto que estamos cada vez más cerca de una híper”

“Se impone un tratamiento de shock para evitar la hiperinflación. El 7,4% de julio equivale a una inflación del 134% anual”, señaló.

- 00:25 Economía

Por José Aranda - De la Redacción de EL LIBERAL.


El economista Víctor Beker, director del Centro de Estudios de la Nueva Economía (Cene) de la Universidad de Belgrano, alertó en diálogo con EL LIBERAL que tras la inflación registrada el mes pasado, “por si faltara algún otro elemento para alertar acerca de la gravedad del actual proceso inflacionario en la Argentina, el guarismo registrado en julio puso de manifiesto que estamos cada vez más cerca de la hiperinflación”.

Destacó Beker que “el 7,4% mensual verificado el mes pasado equivale a una inflación del 135% anual. Si no se adopta un plan antiinflacionario, las perspectivas para el año pasan por un incremento de precios en el orden del 100%”, subrayó el economista.

Puntualizó: “Éste es el mayor desafío que enfrenta la flamante conducción económica: poner en marcha un plan coordinado y consistente de medidas fiscales, monetarias, cambiarias y de ingresos que asegure una drástica baja de la inflación. La clave reside en tomar este grupo de medidas conjuntamente. Cualquier medida parcial no dará resultado”, explicó.

“Como venimos señalando, difícilmente el gradualismo sea una opción. El desborde inflacionario impone un tratamiento de shock si se quiere evitar recaer en la hiperinflación”, agregó el director del Centro de Estudios de la Nueva Economía (Cene).

Beker al dialogar con EL LIBERAL puntualizó que “estamos con inflación por arriba del 50% que amenaza con llegar al 100%, esto implica que si no se toma ninguna medida esto se va a seguir espiralizando como ya viene ocurriendo”. Recordó que “hemos pasado de una inflación del 25% al 50% y ahora vamos al 100%, no implica que estemos al borde, pero estamos recorriendo el camino hacia la híper. Cuán cerca o lejos estamos, depende de muchos factores que influyen para que se desate la hiperinflación”.

Sobre las medidas adoptadas por el Banco Central al subir la tasa de interés 10 puntos, indicó que “lo que va a producir es una contracción en la actividad económica. Vamos a pasar de inflación a estanflación, a inflación con recesión. Si es lo suficientemente fuerte, puede presionar los precios y hacer que por lo menos se desaceleren, pero el principal impacto va a ser caída de la actividad”.

Consultado respecto de si ve difícil llegar a fin de año sin ejecutar un programa de medidas, señaló que “es difícil llegar a fin de año, porque si no se pone un dique al proceso inflacionario, es probable que siga su curso como lo viene haciendo desde principios de año. La inflación es un río que va cuesta abajo y si no aparece un dique, va a seguir su curso. Es probable que haya algún mes con inflación, que vuelva a ser del 5 ó 6% pero bajar de estos niveles sin plan antiinflacionario es muy difícil”.

Agregó que “el problema es que cuando se tiene un proceso inflacionario, si no se toman medidas, la inflación se mueve en una sola dirección: Hacia arriba. Puede haber un mes que baje un poco, pero cuando baja un poco es para tomar impulso y dar un salto mayor”.

Puntualizó que “no creo que el Gobierno pueda seguir sin anunciar algún plan. Creo que justamente la idea de la designación de un ministro político fue para utilizar ese volumen político en aras de plantear un plan antiinflacionario. De lo contrario, creo que va a ser un búmeran porque cuando se suben las expectativas como ahora, si no hay algo en consonancia con esas expectativas eso juega en contra”.

Se esperanzó Beker en que “quizá luego de hacer la gira por el exterior, haya algún anuncio. Pero me parece que a medida que corre el tiempo, cada vez se deteriora más la expectativa respecto a un cambio importante en las medidas económicas”. Señaló que en el breve período de Massa como ministro de Economía, “hasta ahora se han tomado medidas aisladas. Porque una cosa son medidas aisladas y otra es un plan aunque vayan en dirección correcta, como anunciar que el Banco Central no va a financiar más al sector público, que se van a congelar los nombramientos en la administración. Son medidas aisladas para enfrentar a la inflación que no es del 5 ó 7%, estamos con una inflación de dos dígitos que amenaza con ser de tres dígitos y eso puede llevar puesto a cualquiera que se le ponga en el camino”.

Más noticias de hoy