×

El que sirve a los demás es el más grande

PBRO. MARIO RAMÓN TENTI

- 23:57 El Evangelio

Mientras caminaba por Galilea, Jesús anuncia su pasión a los discípulos. Habla de una "entrega" a los hombres, es decir, Dios mismo entregará a su elegido al poder cruel de los hombres. La muerte del Justo pone en evidencia la maldad del ser humano, pero al mismo tiempo la acción de Dios que lo entrega. Su muerte es parte del plan de Salvación de Dios. Los discípulos carecen de inteligencia para comprender el significado del anuncio porque temen sufrir como el maestro. Por eso, Jesús, "no quería que nadie lo supiera", porque no acepta que alguien pretenda apartarlo de la Cruz.

 

En el camino a Jerusalén, a "su pasión", Jesús observa que sus discípulos discuten. Al llegar a Cafarnaún, les pregunta: "De qué discutían por el camino? Ellos se quedaron callados porque venían discutiendo acerca de cuál era el más grande entre ellos. Jesús pone fin a la discusión y plantea un principio de mística y de convivencia eclesial para todos los tiempos: "si uno quiere ser el primero, sea el último de todos, y el servidor de todos".

 

Para ejemplificar el principio, Jesús llama a un niño, lo coloca en medio de los discípulos, lo abraza y les dice: "El que reciba a un niño como éste en mi nombre, a mí me recibe; y el que me reciba a mí, recibe a Aquel que me ha enviado". El niño representa a los pequeños, a los marginados y excluidos de la sociedad. Por eso, el que los recibe, ama y sirve a éstos, recibe a Jesús que con ellos se identifica y al Padre Dios que ha enviado a su Hijo para instaurar su reinado.

 

Conclusión

 

Nuestro país padece hoy las consecuencias de una disputa de poder de algunos sectores del mundo de la política que lejos de gobernar pensando en el bien común, en la satisfacción de los derechos de los ciudadanos, sólo piensan en sí mismos, en sus espacios de poder que pretenden legitimar, no con políticas de inclusión y desarrollo integral para el pueblo, sino con mecanismos espurios alejados de las necesidades de los ciudadanos. A pesar de la crisis política que deslegitima la actual configuración democrática de la sociedad, la crisis económica que ha excluido a millones de argentinos de una vida digna, de la crisis educativa que ha promovido el abandono escolar de miles de niños y jóvenes, estos sectores lejos de buscar acuerdos políticos a través del diálogo y el consenso, se disputan espacios de poder sin importarles el sufrimiento que ocasionan a los ciudadanos.

 

 


Más noticias de hoy