×

Suman 3.613 muertos y más de 13 mil heridos por el devastador terremoto en Turquía y Siria

Las cifras de víctimas se incrementan con el correr de las horas.

- 19:21 Mundo

Al menos 3.613 personas murieron y más de 13 mil resultaron heridas como consecuencia de un sismo de magnitud 7,8 que sacudió esta madrugada el sudeste de Turquía y el norte de Siria, donde por el momento no se reportaron víctimas argentinas, según los informes oficiales difundidos hoy.
Al menos 2.316 personas murieron en Turquía en el sismo de magnitud 7,8, detalló el ministro de Salud turco, Fahrettin Koca, y al menos 1.293 personas murieron en Siria, de acuerdo a cifras difundidas por el Ministerio de Salud local, consignó la agencia AFP.
En Turquía, la cifra de heridos en las diez provincias afectadas supera los 13.000, aunque esperan que aumente en las próximas horas por el elevado número de personas atrapadas entre los escombros, detalló el vicepresidente turco, Fuat Oktay, según difundió la agencia local Anatolina.
La Autoridad de Gestión de Desastres y Emergencias (AFAD) calculó que 3.471 edificios quedaron completamente destruidos, principalmente como consecuencia del terremoto de 7,4 que sacudió el país a las 4.17 (23.17 de Argentina), y se produjo a una profundidad de 17,9 kilómetros, según el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS).
El epicentro se situó en el distrito de Pazarcik, en la provincia de Kahramanmaras, en el sudeste de Turquía, a unos 60 kilómetros de la frontera siria.
El movimiento telúrico se sintió también en el Líbano, Chipre, y hasta en Dinamarca y Groenlandia, donde los temblores "fueron claramente registrados por los sismógrafos" de estos países.
Debido a la hora en que ocurrió el sismo, de madrugada, la mayoría de las personas estaban durmiendo en sus viviendas.
El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, señaló que el suceso es "el mayor desastre desde el terremoto de 1939", que dejó más de 30 mil muertos, informó Europa Press.
Además, las autoridades estiman que se registraron unas 50 réplicas, entre ellas una de magnitud 7,5 que golpeó la zona nueve horas después, a cuatro kilómetros al sureste de Ekinozu.
El gobernador de la provincia de Kahramanmaras, Omer Faruk Coskun, subrayó que "no es posible dar un número exacto de muertos y heridos en estos momentos", y que los daños "son graves".
El Gobierno turco declaró el nivel más alto de alarma, que incluye la solicitud de ayuda internacional, y envió 102 unidades móviles a zonas afectadas, mientras las escuelas en las provincias afectadas estarán cerradas durante una semana.
Según indicó el vicepresidente turco, Fuat Oktay, se cerraron al menos tres de los aeropuertos del área afectada: Hatay, Maras y Gaziantep.
Además, el presidente Erdogan, declaró siete días de luto por las víctimas.
"Nuestra bandera estará izada a media asta hasta la puesta de sol del domingo", publicó en su cuenta de Twitter.
El Ministerio de Deportes turco anunció la suspensión de las competencias deportivas por el terremoto que también afectó a varios deportistas, quienes permanecen desaparecidos.
En la lista de personas que quedaron bajo los escombros, en territorio turco, se encuentra el futbolista Christian Atsu, mediocampista de Hatayspor de la Superliga de Turquía y de la selección de Ghana, indicaron medios locales.
Entre los afectados y desaparecidos también hay integrantes de equipos de Vóleibol y Handball.
En la vecina Siria, en tanto, el potente terremoto causó al menos 1.293 muertos y más de 2.400 heridos, entre zonas bajo control del Gobierno sirio y las que están en manos rebeldes.
El Ministerio de Salud sirio informó de 593 personas muertas y 1.403 heridos en las zonas bajo control por el Gobierno en las provincias de Alepo, Latakia, Hama y Tartus, detalló la agencia estatal de noticias siria, SANA.
A estas cifras hay que sumar 700 muertos y más de 1.050 heridos en las zonas controladas por los rebeldes en las provincias de Idlib y Alepo, en el noroeste del país árabe, indicó la Defensa Civil de Siria a través de su cuenta de Twitter.
Y agregaron que unos 150 edificios se "derrumbaron totalmente", mientras que más de 320 quedaron "parcialmente destruidos" y "miles sufrieron daños".
Autoridades sirias comunicaron que "todas las instalaciones médicas públicas y privadas están en alerta en todas las provincias", e informaron que enviaron equipos médicos desde las provincias de Damasco, Quneitra, Homs y Tartús, 28 ambulancias siete clínicas móviles y cuatro camiones con suministros quirúrgicos y de emergencia, indicó Europa Press.
Por su parte, la comunidad internacional envió sus condolencias por las víctimas, entre ellos el Gobierno argentino, que expresó su "solidaridad" a través del presidente Alberto Fernández.
"La Argentina se solidariza con los pueblos y Gobiernos de Turquía y Siria tras el terremoto que ocasionó una trágica cantidad de víctimas. Nuestras embajadas están a disposición", señaló Fernández a través de un mensaje publicado en su cuenta de Twitter.
El canciller Santiago Cafiero expresó, en diálogo con Télam Radio, su "profunda solidaridad y condolencia" por las víctimas y aseguró que las embajadas argentinas en ambos países "se encuentran haciendo los relevamientos" de residentes argentinos y que están "a disposición" para quien lo requiera.
El cónsul argentino en Estambul, Diego Álvarez Rivera, indicó que por el momento no se registró ningún residente argentino víctima del sismo en Turquía.
En tanto, el papa Francisco envió su "sentido pésame" a Turquía y Siria, y ofreció "sentidas oraciones" por los miles de muertos y heridos en ambos países.
A través de telegramas enviados con la firma del secretario de Estado del Vaticano, Pietro Parolin, Francisco se mostró "profundamente entristecido" por la "enorme pérdida de vidas" causada por el sismo.
La Unión Europea (UE) y el presidente ruso, Vladimir Putin, manifestaron su disposición a mandar ayuda a la zona del desastre, y el primer mandatario estadounidense, Joe Biden, se mostró "profundamente entristecido" por el devastador terremoto.
La UE activó el Mecanismo de Protección Civil para coordinar la respuesta al terremoto, confirmó el comisario de Gestión de Crisis, Janez Lenarcic, quien señaló que el Centro de Coordinación de Respuesta a Emergencias ya coordina el despliegue de equipos de rescate europeos, siendo Países Bajos y Rumania los primeros estados miembro que ofrecieron asistencia.
En la misma línea, el Reino Unido respondió a una solicitud de asistencia de Turquía con el despliegue de 76 especialistas en búsqueda y rescate, cuatro perros de búsqueda y equipos de rescate.
El Centro Euroatlántico de Coordinación de Respuesta a Desastres (Eadrcc, por sus siglas en inglés) confirmó la solicitud de Turquía, que pidió al resto de aliados de la OTAN equipos médicos de emergencia, equipos de rescate y búsqueda de sobrevivientes y hospitales de campaña.
La Asamblea General de la ONU guardó un minuto de silencio por las víctimas, mientras los equipos especializados de la ONU para la Evaluación y Coordinación en Casos de Desastre (Usdac) dijeron que estaban "listos para desplegarse" al sur de Turquía, donde fue afectada la ciudad de Gaziantepun, un centro de ayuda de la ONU para el norte de Siria.
Por su parte, la OMS enviará equipos médicos de emergencia para proporcionar atención a los heridos y a los más vulnerables, aseguró su director general, Tedros Adhanom Ghebreyesus, en su cuenta de Twitter.
Por último, Unicef brindará ayuda internacional y confirmó que está preparada para apoyar la respuesta de emergencia.
Los números de contacto por emergencias brindados por el gobierno para solicitar información sobe ciudadanos argentinos radicados en Turquía son:
- Teléfono de guardia de la Embajada argentina en Turquía: +90 533 548 97 18.
- Consulado argentino en Estambul: +90 530 041 78 82.

Al menos 3.613 personas murieron y más de 13 mil resultaron heridas como consecuencia de un sismo de magnitud 7,8 que sacudió esta madrugada el sudeste de Turquía y el norte de Siria, donde por el momento no se reportaron víctimas argentinas, según los informes oficiales difundidos hoy.

Al menos 2.316 personas murieron en Turquía en el sismo de magnitud 7,8, detalló el ministro de Salud turco, Fahrettin Koca, y al menos 1.293 personas murieron en Siria, de acuerdo a cifras difundidas por el Ministerio de Salud local, consignó la agencia AFP.

En Turquía, la cifra de heridos en las diez provincias afectadas supera los 13.000, aunque esperan que aumente en las próximas horas por el elevado número de personas atrapadas entre los escombros, detalló el vicepresidente turco, Fuat Oktay, según difundió la agencia local Anatolina.

La Autoridad de Gestión de Desastres y Emergencias (AFAD) calculó que 3.471 edificios quedaron completamente destruidos, principalmente como consecuencia del terremoto de 7,4 que sacudió el país a las 4.17 (23.17 de Argentina), y se produjo a una profundidad de 17,9 kilómetros, según el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS).

El epicentro se situó en el distrito de Pazarcik, en la provincia de Kahramanmaras, en el sudeste de Turquía, a unos 60 kilómetros de la frontera siria.
El movimiento telúrico se sintió también en el Líbano, Chipre, y hasta en Dinamarca y Groenlandia, donde los temblores "fueron claramente registrados por los sismógrafos" de estos países.

Debido a la hora en que ocurrió el sismo, de madrugada, la mayoría de las personas estaban durmiendo en sus viviendas.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, señaló que el suceso es "el mayor desastre desde el terremoto de 1939", que dejó más de 30 mil muertos, informó Europa Press.

Además, las autoridades estiman que se registraron unas 50 réplicas, entre ellas una de magnitud 7,5 que golpeó la zona nueve horas después, a cuatro kilómetros al sureste de Ekinozu.

El gobernador de la provincia de Kahramanmaras, Omer Faruk Coskun, subrayó que "no es posible dar un número exacto de muertos y heridos en estos momentos", y que los daños "son graves".

El Gobierno turco declaró el nivel más alto de alarma, que incluye la solicitud de ayuda internacional, y envió 102 unidades móviles a zonas afectadas, mientras las escuelas en las provincias afectadas estarán cerradas durante una semana.

Según indicó el vicepresidente turco, Fuat Oktay, se cerraron al menos tres de los aeropuertos del área afectada: Hatay, Maras y Gaziantep.
Además, el presidente Erdogan, declaró siete días de luto por las víctimas.
"Nuestra bandera estará izada a media asta hasta la puesta de sol del domingo", publicó en su cuenta de Twitter.

El Ministerio de Deportes turco anunció la suspensión de las competencias deportivas por el terremoto que también afectó a varios deportistas, quienes permanecen desaparecidos.

En la lista de personas que quedaron bajo los escombros, en territorio turco, se encuentra el futbolista Christian Atsu, mediocampista de Hatayspor de la Superliga de Turquía y de la selección de Ghana, indicaron medios locales.
Entre los afectados y desaparecidos también hay integrantes de equipos de Vóleibol y Handball.

En la vecina Siria, en tanto, el potente terremoto causó al menos 1.293 muertos y más de 2.400 heridos, entre zonas bajo control del Gobierno sirio y las que están en manos rebeldes.

El Ministerio de Salud sirio informó de 593 personas muertas y 1.403 heridos en las zonas bajo control por el Gobierno en las provincias de Alepo, Latakia, Hama y Tartus, detalló la agencia estatal de noticias siria, SANA.

A estas cifras hay que sumar 700 muertos y más de 1.050 heridos en las zonas controladas por los rebeldes en las provincias de Idlib y Alepo, en el noroeste del país árabe, indicó la Defensa Civil de Siria a través de su cuenta de Twitter.
Y agregaron que unos 150 edificios se "derrumbaron totalmente", mientras que más de 320 quedaron "parcialmente destruidos" y "miles sufrieron daños".

Autoridades sirias comunicaron que "todas las instalaciones médicas públicas y privadas están en alerta en todas las provincias", e informaron que enviaron equipos médicos desde las provincias de Damasco, Quneitra, Homs y Tartús, 28 ambulancias siete clínicas móviles y cuatro camiones con suministros quirúrgicos y de emergencia, indicó Europa Press.

Por su parte, la comunidad internacional envió sus condolencias por las víctimas, entre ellos el Gobierno argentino, que expresó su "solidaridad" a través del presidente Alberto Fernández.

"La Argentina se solidariza con los pueblos y Gobiernos de Turquía y Siria tras el terremoto que ocasionó una trágica cantidad de víctimas. Nuestras embajadas están a disposición", señaló Fernández a través de un mensaje publicado en su cuenta de Twitter.

El canciller Santiago Cafiero expresó, en diálogo con Télam Radio, su "profunda solidaridad y condolencia" por las víctimas y aseguró que las embajadas argentinas en ambos países "se encuentran haciendo los relevamientos" de residentes argentinos y que están "a disposición" para quien lo requiera.

El cónsul argentino en Estambul, Diego Álvarez Rivera, indicó que por el momento no se registró ningún residente argentino víctima del sismo en Turquía.
En tanto, el papa Francisco envió su "sentido pésame" a Turquía y Siria, y ofreció "sentidas oraciones" por los miles de muertos y heridos en ambos países.

A través de telegramas enviados con la firma del secretario de Estado del Vaticano, Pietro Parolin, Francisco se mostró "profundamente entristecido" por la "enorme pérdida de vidas" causada por el sismo.
La Unión Europea (UE) y el presidente ruso, Vladimir Putin, manifestaron su disposición a mandar ayuda a la zona del desastre, y el primer mandatario estadounidense, Joe Biden, se mostró "profundamente entristecido" por el devastador terremoto.

La UE activó el Mecanismo de Protección Civil para coordinar la respuesta al terremoto, confirmó el comisario de Gestión de Crisis, Janez Lenarcic, quien señaló que el Centro de Coordinación de Respuesta a Emergencias ya coordina el despliegue de equipos de rescate europeos, siendo Países Bajos y Rumania los primeros estados miembro que ofrecieron asistencia.

En la misma línea, el Reino Unido respondió a una solicitud de asistencia de Turquía con el despliegue de 76 especialistas en búsqueda y rescate, cuatro perros de búsqueda y equipos de rescate.

El Centro Euroatlántico de Coordinación de Respuesta a Desastres (Eadrcc, por sus siglas en inglés) confirmó la solicitud de Turquía, que pidió al resto de aliados de la OTAN equipos médicos de emergencia, equipos de rescate y búsqueda de sobrevivientes y hospitales de campaña.

La Asamblea General de la ONU guardó un minuto de silencio por las víctimas, mientras los equipos especializados de la ONU para la Evaluación y Coordinación en Casos de Desastre (Usdac) dijeron que estaban "listos para desplegarse" al sur de Turquía, donde fue afectada la ciudad de Gaziantepun, un centro de ayuda de la ONU para el norte de Siria.

Por su parte, la OMS enviará equipos médicos de emergencia para proporcionar atención a los heridos y a los más vulnerables, aseguró su director general, Tedros Adhanom Ghebreyesus, en su cuenta de Twitter.

Por último, Unicef brindará ayuda internacional y confirmó que está preparada para apoyar la respuesta de emergencia.
Los números de contacto por emergencias brindados por el gobierno para solicitar información sobe ciudadanos argentinos radicados en Turquía son:
- Teléfono de guardia de la Embajada argentina en Turquía: +90 533 548 97 18.
- Consulado argentino en Estambul: +90 530 041 78 82.

Más noticias de hoy