×

Vivir en balance

por bernardo stamateas

- 23:20 Opinión

Mucha gente, sin ser consciente de ello, se expresa únicamente en un área de su vida. ¿Qué significa esto? Que, estereotipadamente, hace siempre lo mismo sin modificación alguna. Cuanto esto sucede, muy probablemente, una persona de su círculo íntimo (como la pareja, un hijo o un hermano) dará expresión al rasgo contrario. Esto ocurre con todo aquello que, sin darnos cuenta, reprimimos o disfrazamos.

En general, lo hacemos porque no nos agrada y lo rechazamos. Te invito a analizar algunos ejemplos a continuación para entenderlo mejor:

-Una mujer que es muy exigente, consigo misma y con los demás, puede tener una hermana que es muy desordenada, desorganizada y distraída.

-Un varón que es adicto al trabajo e hiperresponsable puede tener un hijo que evita la responsabilidad y no le gusta estudiar ni trabajar.

-Un varón que es machista, violento y emocionalmente duro puede tener un hijo muy emocional y conectado con su mundo interior.

-Una mujer que nunca se enoja puede tener una pareja que es altamente agresiva y siempre está de mal humor.

La persona cercana expresa lo que el otro reprime porque no quiere, no puede o no sabe expresarlo. Es decir que, en un extremo, tenemos rigidez y esta deja en evidencia el otro extremo donde hay flexibili- dad. Por esa razón, muchas veces, las elecciones de vida de nuestros hijos son totalmente opuestas a las nuestras.

Esto aplica a la forma de ser, el estudio, el trabajo o una pareja. Lo cierto es que vivimos en un mundo de contrastes donde hay razón y emoción, frío y calor, esfuerzo y descanso, valor y temor, alegría y tristeza, etc. Para disfrutar vidas plenas y felices, necesitamos aprender a expresar todos los extremos que conviven dentro de nosotros. Es en estas tres áreas donde deberíamos buscar dicho balance:

a. Expresar todo lo que sentimos de manera equilibrada, sea positivo o negativo, es importantísimo para mantener una salud física y mental óptimas.

b. Los logros Muchos se sienten mal por todo lo que no han alcanzado en la vida. Para no caer en esta actitud, tenemos que saldar (psicológicamente) lo que no logramos con lo que sí logramos. Si vos no fuiste capaz de estudiar, sea por la razón que sea, pero quizás formaste una hermosa familia, lo primero queda saldado de modo simbólico y te habilita para disfrutar e ir por más.

c. Las relaciones interpersonales Amar a los demás como a nosotros mismos es el equilibrio perfecto. ¿Es posible lograr esto? Sí, cuando nos amamos sanamente primero a nosotros mismos. Solo así, podemos después amar a otros, pero todo empieza en uno mismo.

La persona que se ama a sí misma con exclusividad es egoísta. La que ama solamente a los demás tiene problemas de estima. Y la que se ama a sí misma, se acepta y se cuida, luego puede hacer lo mismo con quienes la rodean y vivir siempre en balance.

Instagram @berstamateas

Facebook /bernardostamateas


Más noticias de hoy