×

¿Por qué salen manchas en los ojos? ¿Son peligrosas? (Primera Parte)

- 21:48 Opinión

Muy a menudo recibimos en nuestros consultorios a pacientes que nos consultan sobre la aparición de manchas en los ojos; en este articulo trataremos de explicar qué son esas manchas. Las causas de las manchas en los ojos son diversas, ya que este síntoma está asociado a distintas afecciones.

Sin embargo, en la mayoría de los casos, las pigmentaciones que pueden aparecer en el ojo o en el campo visual son trastornos temporales y benignos que no suelen afectan la salud ocular.

A medida que envejecemos, la estructura ocular, al igual que el resto del cuerpo humano, atraviesa un proceso de degeneración que puede producir manchas oculares.

Además de la edad, existen otros factores que se relacionan con la aparición de manchas en los ojos tales como enfermedades, accidentes o simplemente una mala higiene ocular.


Conozcamos cuáles son los más comunes

v Lesiones o inflamaciones oculares que pueden causar un daño grave y, consecuentemente, un desajuste en la percepción de las imágenes y en el campo visual.

v Desprendimiento de la retina o desprendimiento del humor vítreo que suele afectar con mayor frecuencia a pacientes con miopía.

v Hemorragias o sangrado en la parte interna del ojo.

v Hipertensión.

v Cambios en la composición de la esclera, enfermedades oculares congénitas o problemas en la producción de colágeno.

v Exceso de exposición solar sin protección.

v Caídas , traumatismos, golpes y cualquier accidente que pueda afectar la estructura ocular.

Existen muchos tipos de manchas en los ojos que pueden variar según su forma, color y la zona donde se encuentran. Por esta razón, es importante acudir al oftalmólogo siempre que se detecte una mancha ocular, pues, aunque la mayoría de las manchas son inofensivas, resulta importante conocer su causa para obtener un diagnóstico. Las causas de las manchas oculares pueden ser muy diversas y, para abarcar a todas, es necesario conocer los tipos de manchas en los ojos que pueden presentarse para conocer cuál es la causa de cada condición.


Los tipos de manchas oculares

Manchas negras

La aparición de manchas negras o sombras en el campo visual se conoce con el nombre de miodesopsias, y casi todas las personas las han experimentado al menos una vez en la vida.

Estas manchas son sombras que se proyectan en la retina, producto de condensaciones o irregularidades en la composición del humor vítreo.

El humor vítreo es un líquido gelatinoso que se halla en la estructura ocular y rellena el espacio entre la retina y el cristalino.

Estas manchas son inofensivas, pueden desaparecer por sí solas y están relacionadas con la miopía alta, el envejecimiento y la diabetes.

Asociado a las manchas negras en el ojo, algunas personas pueden observar manchas oscuras o pecas en el iris.

Este síntoma está asociado a la exposición solar sin protección. Del mismo modo que la piel se daña por las quemaduras solares, la estructura ocular también puede verse afectada si no se utilizan gafas de sol con el filtro adecuado.

Las pecas en el iris son causadas por una excesiva exposición al aire libre sin la adecuada protección de los ojos a la radiación.

Aunque estas manchas, en un principio, se consideran inofensivas, es importante saber que se representan un síntoma en modo de factor de riesgo para padecer enfermedades como las cataratas o la degeneración macular.


Manchas amarillas

Las manchas amarillas en los ojos son producto de una anomalía que se produce en la esclerótica, y está asociado a dos afecciones: la pinguécula y pterigion. A m b a s p a t o l o g í a s están estrechamente relacionadas, pero una de las principales diferencias entre la pinguécula y el pterigion es que el pterigion crece de forma ovalada, alargada o triangular y puede tener mayor tamaño que la pinguécula.


Pinguécula

La pinguécula se presenta como una mancha o bulto que aparece en la conjuntiva, el tejido blanco del ojo. Ésta suele aparecer en el lado nasal de la estructura ocular y se debe a un cambio que se materializa en la conjuntiva, la cual está formada por proteínas, calcio y grasas. En la actualidad no se conoce la causa exacta que origina la pinguécula, sin embargo, dicha condición está asociada al síndrome de ojo seco y a la exposición solar sin protección. El uso de lágrimas artificiales y antiinflamatorios oculares en gotas ayudan a tratar esta afección.

Más noticias de hoy