×

Críticas por la muerte de 2 médicos que no habían sido vacunados

Vuelven a cuestionar al Gobierno por la aplicación de dosis a personas por fuera de protocolo y que no les correspondía.

- 13:42 País

El escándalo por el “Vacunatorio VIP” y las denuncias por vacunación a dirigentes políticos, empresarios, sindicalistas, militantes y allegados al oficialismo, nuevamente se puso en vilo tras la muerte de dos médicos de Capital Federal que aún no habían sido vacunados.

María Rosa Fullone trabajaba en el Hospital Fernández y Carlos Sereday era jefe de cirugía plástica del Hospital de Quemados. Ambos fallecieron tras contagiarse de coronavirus.

Aunque se vacunó contra el coronavirus a gran parte del personal de salud, aún resta inmunizar a cerca del 30% de los médicos de la Ciudad de Buenos Aires. El fin de semana falleció Carlos Sereday y el jueves, María Rosa Fullone. La mujer era médica generalista y especialista en Dermatología, y médica titular en el Servicio de Emergencias y Urgencias del Hospital Fernández. En tanto, Sereday trabajaba como jefe de cirugía plástica del Hospital de Quemados.

Fullone había sido internada el 20 de febrero. Tenía turno para recibir la vacuna contra la enfermedad el 23. El director del centro de Salud, Ignacio Previgliano, contó que la mujer no se había querido aplicar la vacuna en una primera instancia hasta que no hubiera una confirmación científica de la efectividad de la Sputnik V. Previgliano contó a los medios que “cuando decidió vacunarse se anotó para recibir el turno correspondiente”, y que no llegó a inocularse.

El profesional destacó que “no faltaron vacunas” en el momento en que llegó la primera tanda de dosis. Además, afirmó que en “el Ministerio de Salud de la Ciudad la vacunación se hizo en forma transparente y en forma categórica de acuerdo con las prioridades y al cronograma de salud”.

Sin embargo, estos decesos generaron el repudio de la comunidad médica y de la oposición que denunció “discriminación” en la distribución de dosis a la Caba. La doctora Alcira Fiorini, secretaria adjunta de la Asociación de Médicos Municipales, dijo que “no podemos atender con seguridad a los pacientes” a raíz de que hay personal de salud que aún no se vacunó. “Nuestros colegas murieron esperando la vacuna, mientras vacunan a gente que no corresponde”, denunció.

En tanto, para el legislador del GEN, Sergio Abrevaya, “la distribución de vacunas fue una injusticia terrible”.

Y argumentó al respecto, que las primeras dosis eran para el personal de Salud y que la CABA tiene el sistema más grande del país, pero que solo le dieron el 8% y le correspondía el 18%.


Más noticias de hoy