×

Club de París: Argentina haría un pago parcial de la deuda

El país logra así más tiempo para cancelar los US$2400 millones que debía saldar antes de fin de julio.

- 16:09 País

El ministro de Economía Martín Guzmán anuncia un pago voluntario al Club de París. Este “acuerdo puente” le permite a la Argentina no entrar en default ya que no pagó a fines de mayo un vencimiento por US$2400 millones con ese consorcio de acreedores.

“Hemos llegado a un entendimiento con el Club de París para tener un puente de tiempo que nos permita no tener que enfrentar una situación de incumplimiento o default el 31 de julio de este año”, anunció Guzmán.

A cambio, habría conseguido extender los plazos para la negociación de su deuda, tanto con el Club de París como con el FMI. El organismo habría dado luz verde a la operación.

Con este pago al Club de París, la Argentina se garantiza que brindará el mismo tratamiento a los países que a China, país al que le viene pagando su deuda en tiempo y forma. Esta semana de hecho cancelará intereses por unos US$ 30 millones. Los países del Club de París advirtieron a la Argentina por el tratamiento no igualitario.

A fines de mayo pasado el país debía cancelar US$ 2.400 millones con el organismo multilateral y consiguió una prórroga de sesenta días para poder saldarlo, en medio de sus negociaciones con el Fondo Monetario Internacional. Luego de que el viernes pasado, el FMI confinara que el acuerdo por el mega préstamo hecho a la Argentina no llegará antes de 2022, la situación con el Club de París se aceleró.

Más de la mitad de la deuda argentina con el Club de París está concentrada en dos países: Alemania (37%) y Japón (22%). Más atrás le siguen Holanda (casi 8%), España (6,68%), Italia (6,29%) y Estados Unidos (6,28 por ciento).

Durante los últimos siete años, el Estado argentino pagó cerca de USD 8.100 millones a ese consorcio de acreedores bilaterales. El flujo de pago, no obstante, se interrumpió en 2019: el gobierno de Mauricio Macri hizo un último pago de USD 1.900 millones en mayo de ese año y la cuenta quedó con un rojo pendiente de otros USD 1.900 millones más. En ese momento, el Ejecutivo argumentaba que la situación de reservas (la economía ya acumulaba más de un año de tensiones cambiarias) no le permitía afrontar un pago mayor, por lo que preferían que se activara la tasa de interés de 9% a tener que resignar más divisas en ese contexto.


Más noticias de hoy