×

Comercios atendían con empleados contagiados

Se detectaron dos en un local de venta de electrodomésticos, uno en un bar y uno en una remisería. Todos los compañeros fueron aislados y esperan saber si se contagiaron.

- 02:39 Policiales

La Policía y la Dirección de Calidad de Vida de la Municipalidad de Las Termas encabezaron una serie de operativos en los que se procedió a la clausura de dos locales comerciales y una remisería, al detectarse que había personas trabajando en esos lugares, con Covid-19 positivo.

De acuerdo con lo manifestado por fuentes policiales, una casa comercial de venta de electrodomésticos de la firma Castillo, fue clausurada de manera preventiva en Las Termas de Río Hondo a raíz de que dos de sus empleados habían sido diagnosticados como Covid-19 positivos en la jornada del jueves, y porque ayer continuaba con sus tareas habituales pese a que el resto de los empleados son contactos estrechos, y asistieron a cumplir con sus obligaciones.

Ayer en horas de la mañana personal policial del Departamento de Seguridad Ciudadana Nº6 constató que un local, ubicado en San Martín y Pasaje Besares, atendía normalmente al público.

La irregularidad que se generó por no contemplar el protocolo sanitario, le fue informada a la gerente del lugar, quien confirmó que los trabajadores estaban aislados en sus casas por haber contraído la enfermedad, resultados que les dieron a conocer el jueves.

Tanto fue así que tras la consulta judicial con el fiscal de turno, Dr. Rafael Zanni, personal de Calidad de Vida procedió a la clausura preventiva del comercio y al traslado de los 15 empleados restantes al centro febril para los correspondientes hisopados, debiendo cumplir con el aislamiento social obligatorio hasta obtener resultados.

Además, por protocolo sanitario se le comunicó a la gerente que por el término de 48 horas el local debería permanecer cerrado hasta tanto se complemente lo dispuesto para evitar inconvenientes.

Por un ayudante de cocina, también clausuraron un bar

En la noche del jueves se había concretado el segundo operativo de esa jornada por casos de Covid-19. El primero fue en una casa de cobros publicada en la edición de ayer- al detectarse que un bar ubicado en el barrio Centro de la ciudad termal, atendía al público con normalidad, siendo que en el lugar trabaja un joven que había contraído coronavirus, motivo por el cual se halla aislado desde el lunes último.

Cuando los uniformados llegaron al lugar, se entrevistaron con el propietario de 54 años a quien pusieron al tanto del relevamiento, y además de la disposición que por protocolo estipula que la totalidad de los empleados debían aislarse de manera voluntaria, por tratarse de contactos estrechos del contagiado, quien se desempeña como ayudante de cocina.

Tanto fue así que con la colaboración de Calidad de Vida Municipal, se procedió al traslado de 6 empleados del Bar Express al Centro Febril de la ciudad para ser hisopados y notificados del aislamiento preventivo hasta tanto se obtengan los resultados de cada uno.

Por su parte, se dio participación a la fiscalía del Dr. Rafael Zanni y se notificó al propietario del local de la clausura preventiva del comercio, informándole que para proceder a la reapertura del mismo, deberá presentar una nota adjuntando el certificado de sanitización del lugar para evitar inconvenientes futuros.

Una remisería también tuvo que cerrar sus puertas para la atención al público

Al igual que los dos locales comerciales, una remisería termense tuvo que cesar en su labor cotidiana debido a que uno de los choferes es Covid-19 positivo y por prevención el lugar debía ser sanitizado.

Durante un procedimiento policial llevado a cabo ayer pasado el mediodía, el personal uniformado pudo establecer que la base de una remisería emplazada sobre Fleming al 100 Los Robles- de la ciudad de Las Termas, en la cual un remisero, quien se hallaba aislado desde el domingo último y a quien este jueves le entregaron el resultado positivo del hisopado, continuaba operando pese a las recomendaciones del caso.

Los efectivos se entrevistaron con una empleada de 43 años quien se hallaba trabajando en el lugar y la trasladaron al Centro Febril para el hisopado correspondiente y para la notificación del aislamiento social obligatorio que debe cumplir en su domicilio.

Calidad de Vida Municipal tomó intervención y conforme al protocolo, procedió al cierre del local por el término de 48 horas y a la notificación del propietario sobre la urgencia de la sanitización.

Precisaron que se debe respetar el protocolo por el espacio de tiempo estimado, y solicitar mediante nota al Comité de Emergencia la autorización para la reapertura del lugar, una vez que se haya presentado el correspondiente certificado. El fiscal Rafael Zanni tomó conocimiento de todo lo actuado.


Más noticias de hoy