×

El día que Walt Disney conoció el folclore de la mano de don Andrés Chazarreta

En 1942 se estrenó el largometraje ?Saludos amigos?, donde el personaje ?El Gaucho Goofy? bailó ritmos tradicionales de Santiago del Estero como la chacarera, el malambo y el ?pala-pala?.

- 05:15 Viceversa

La historia nace allá por mediados de 1941, cuando el afamado empresario cinematográfico Walt Disney junto a un importante equipo de colaboradores, entre los que se encontraban reunidos escritores, camarógrafos, animadores y dibujantes, fueron designados por el gobierno de Estados Unidos para conformar ?el grupo?, con la intención de representar el papel de embajadores de facto de la política del Buen Vecino, impulsada por el gobierno de Franklin D. Roosevelt durante la Segunda Guerra Mundial.

Cuentan las crónicas de la época que Disney estuvo, entre otros países, en Brasil, Argentina, Chile Perú y Uruguay (donde asistió personalmente al estreno de su film Fantasía), y su grupo de colaboradores, ya sin él, visitó también Bolivia, Guatemala y México.

Fue así como el Departamento de Estado del gobierno norteamericano comisionó a Disney el tour de Buena voluntad hacia América del Sur, con el propósito de realizar y exhibir sus films por estas tierras, pero la gran pregunta que podríamos hacernos es ¿Qué pudo hacer Disney por estos lares? ¿Cuál era el objetivo de esta gira por Latinoamérica que posibilitó luego el encuentro con el ?Patriarca? de nuestro folclore: don Andrés Avelino Chazarreta?

Por aquellos años, a la par de los tristes acontecimientos de la Segunda Guerra Mundial, Disney tuvo algunos problemas en sus estudios mediante una sucesión de huelgas de sus trabajadores, entonces el gobierno de Estados Unidos lo asiste con una financiación para que pueda realizar algunos viajes por Latinoamérica para trabajar con documentales.

Sin embargo, la intención del gobierno estadounidense era que Disney ayude a la alineación de los países latinoamericanos a Norteamérica para la guerra.

Mediante esta estrategia, entre las múltiples formas que empleó su política para introducirse en América Latina, Estados Unidos buscaba particularmente la solidaridad de los países de esta región ante las amenazas exteriores, en especial de las potencias del Eje. Por lo tanto, esta política influyó en que casi todas las naciones latinoamericanas para que apoyaran a Estados Unidos en dicho conflicto bélico.

Como era de suponerse, el empresario cinematográfico se había ganado el respeto y hasta la devoción de algunos presidentes latinoamericanos que admiraban su obra reconocida en el mundo. Y es así como finalmente, una vez definido el plan, los viajes de Walt Disney y su grupo por América Latina tuvieron dos consecuencias cinematográficas casi inmediatas. El primero de ellos fue ?Saludos amigos? (1942), un largometraje de animación integrado con historias y tradiciones folclóricas de los diversos países latinoamericanos. El segundo filme fue ?Los tres caballeros? (1944), donde aparecen el Pato Donald, el gallo mexicano Panchito y el loro brasileño ?Pepe? Carioca.



Una larga gira por el continente

El viaje se extendió a lo largo de diez semanas por varios países de América Latina, y una vez afincado en suelo argentino, Disney se sorprendió del nivel estilístico que tenían los dibujantes locales como el caso Florencio Molina Campos, de quien tenía un profundo respeto y admiración.

En el marco de aquella travesía, nada podía hacer presumir que Disney iba a encontrarse con Andrés Chazarreta, músico y docente santiagueño por vocación, y uno de los ejemplares pioneros que tuvo nuestra música popular.

Indudablemente por aquel entonces, la trascendencia de la obra de Chazarreta era ya importante en Buenos Aires, y así fue como en el Alvear Palace Hotel se conocieron y coordinaron para filmar uno de los ensayos de la compañía de Arte Nativo que fundara don Andrés.



El gaucho Goofy

Una vez producido el contacto, Disney asiste al ensayo coreográfico de la compañía santiagueña en Buenos Aires. Lo que hizo allí fue pedirle a sus dibujantes que tomen imágenes de los bailarines y de la orquesta de don Andrés, para que después pudieran concretar la animación de ?Saludos Amigos?, y se escuche luego a Goofy cantando ?El Ay?, ?Mañana de mañanita?, ?El malambo?, ?El pala-pala? y hasta bailando una chacarera.

Embelesado de nuestras tradiciones, y de la particularidad artística que le imprimían los bailarines y músicos santiagueños, Disney conoció el encanto de la zamba, cuando se animó a bailar esta danza con la bailarina Ana Mercedes (hija de don Andrés), y se maravilló del baile Miguel Ángel ?Tachuela? Gramajo, bailarín que sirvió de inspiración para la animación del gaucho Goofy.

Más noticias de hoy