×

Oreiro llevó "Gilda" al Penal de Mujeres de Ezeiza

La popular actriz uruguaya calificó de "muy emocionante" la experiencia de haber compartido su exitoso filme, "Gilda, no me arrepiento de este amor", con las reclusas.

- 00:00 Pura Vida

Natalia Oreiro fue al Penal de Mujeres en Ezeiza para acompañar la proyección de su última película "Gilda, no me arrepiento de este amor", a las reclusas.

Como la cantante de cumbia, que dio un recital en la cárcel, Oreiro también visitó un centro penitenciario de Buenos Aires.

Si bien la actriz no fue a cantar ni a actuar, quiso compartir con las internas su último trabajo.

"Fue muy emocionante, fueron muy lindas las cosas que nos dijeron cuando se terminó de proyectar. Cantamos y bailamos todas juntas, y fue un placer compartir esta película con todas ellas", dijo Natalia al dejar el predio.

La original experiencia --por primera vez se proyecta en la cárcel un film que sigue en cartel--, se debió a un acuerdo entre el INCAA y la Procuración Penitenciaria de la Nación para realizar un ciclo de cine destinado a las reclusas en las 34 cárceles federales.

Con 700 mil espectadores en sólo tres semanas, ‘Gilda, no me arrepiento de este amor’ se proyectó en el Complejo Penitenciario Federal IV de Mujeres de Ezeiza junto a Natalia Oreiro, la directora Lorena Muñoz y los productores Benjamín Ávila y Maximiliano Dubois.

Las mujeres, privadas de su libertad, vieron -dentro de la penitenciaría- por primera vez una película que aún está en cartel. Bailaron, cantaron y lloraron durante la proyección con las coronas de flores en la cabeza, y pudieron hacer preguntas a Oreiro y Muñoz, una vez terminado el film.

Mariana Volpi, asesora de la Procuración Penitenciaria de la Nación, relató que la iniciativa nació hace dos años como una idea personal del cineasta Juan José Campanella.

Luego, se institucionalizó a través de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas, la cual oficializó un contrato con la Procuración Penitenciaria de la Nación. Por diferentes complejos carcelarios federales ya pasaron filmes como "Metegol", "El último Elvis" y "Relatos salvajes".

La proyección de "Gilda" en Ezeiza marcó el debut del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA), que se sumó recientemente al proyecto, lo cual según remarcó Volpi "aportó mucho en el costado tecnológico de la proyección".

Y, más allá de la alegría de volver a experimentar el cine en formato sala, las internas tuvieron el plus de contar con la presencia de Oreiro, protagonista del filme. La actriz ya había estado presente en Ezeiza de la mano de la proyección de "Infancia clandestina" y cumplió su promesa de regresar.

"Fue emoción pura, una maravilla. Hay que hacer hincapié en el ejercicio del derecho humano, sobre todo en el acceso a la cultura".

Más noticias de hoy