Argentina-Perú: ¿Influye cambiar el escenario si el equipo no juega bien?

Habitualmente jugaba en el “Monumental”, pero ahora la Selección lo hará en la “Bombonera”. Ello generó polémica y debate en la sociedad. ¿En realidad impacta el escenario en el rendimiento del jugador? El análisis de expertos.

01/10/2017 -

En cada mesa de bar, en cada lugar de trabajo, en cada hogar de la República Argentina, existe un técnico de fútbol. Y no es para menos en un país donde este deporte es el más popular, y despierta sentimientos y fanatismos.

La selección argentina de fútbol no atraviesa su mejor momento y corre serio riesgo su clasificación para el próximo Mundial de Rusia. Ese hecho de por sí exacerba la discusión sobre su rendimiento analizado desde la óptica de cada fanático.

Y como si esto no alcanzara, ahora se ha decidido cambiar el escenario del próximo partido de eliminatorias contra Perú, sacándolo del “Monumental” para llevarlo a la “Bombonera”, donde se pretende hacer pesar la presión del público, dado que es un estadio mucho más chico y donde la hinchada se encuentra más cerca de los protagonistas.

Y la discusión se centró en si en realidad el opaco rendimiento del equipo nacional era una cuestión de estrategias, planteamientos o rendimiento colectivo, o del escenario en el que se jugaba.

El tema lo planteamos en Puntos de Vista con algunos expertos, como la licenciada Magdalena Roger, psicóloga especializada en deportes; el exjugador y actual entrenador y director de un escuelita de fútbol, Luis Américo Valoy y los periodistas deportivos Ramón Ávila (Radio Panorama) y Gustavo Paz (EL LIBERAL). Hubo algunos puntos de coincidencias entre los panelistas, como también discrepancias.

Pero se dejó en claro la idea de que si no existe un mayor compromiso de parte de los protagonistas, difícilmente pueda tener un gran significado el cambio de cancha. “Aquí lo que está faltando a mi modo de ver es compromiso, una mayor entrega y un mayor sentimiento por la selección nacional. No puede ser que nuestros jugadores entren a la cancha y cuando suena el himno estén masticando chicle y mirando para otro lado, cuando a todos se nos pone la piel de gallina cuando lo escuchamos.

Eso es no sentir el país ni la camiseta nacional, y si no hay un compromiso enorme, difícilmente juegue un rol fundamental la cancha”, dijo con toda la pasión que lo caracteriza Luis Américo “Loco” Valoy.

En ese mismo sentido opinó la licenciada Roger, que habló incluso de la falta de una distribución equitativa de las responsabilidades en el equipo, ya que se depende mucho de un gran jugador como Messi, pero que solo no puede hacer milagros. “Hay muchas individualidades y poco equipo en la selección, todo depende de una genialidad de Messi, pero los roles no están claros en el resto de los jugadores”, opinó, y aseguró que la presión de la gente “será beneficiosa en tanto y en cuanto la personalidad de cada jugador haga que la conviertan en un efecto favorable”, porque también “puede jugar en contra”.

Ramón Ávila, habituado a la cobertura de partidos importantes en los estadios más emblemáticos del país, estuvo de acuerdo con el cambio de cancha y dijo que “la presión de la gente debe hacerse sentir favorablemente”. “Me pasó que en la cancha de River, sentir desde la platea mucha frialdad del público, y tal vez en esta oportunidad, estando más cerca de los jugadores, la gente pueda hacer sentir su aliento y empujar, motivar a los jugadores”, contó antes de ser interrumpido por el “Loco” Valoy quien le aclaró que “el entusiasmo tienen que contagiar los jugadores al público, tiene que partir de la cancha”.

La idea general al final fue que, más allá del nivel de juego que presente la selección el próximo 5 de octubre en la “Bombonera”, si se gana habrá sido por la cancha y si no… tendrán mucha más letra los “DT” argentinos.

 
Compartí
esta nota
Notas relacionadas

También te puede interesar