Interior DESTINO

Un grupo de peregrinos une Luján, Catamarca y Loreto con una caminata mariana

14/11/2017 -

LORETO, Loreto (C). Un grupo integrado por siete peregrinos más un equipo de apoyo une cuatro puntos marinaos de gran importancia de nuestro país, unieron Luján con Catamarca en colectivo y desde San Fernando del Valle de Catamarca caminaron hasta nuestra ciudad portando una imagen de Nuestra Señora de Luján, con el objetivo de llegar caminando hasta el santuario de nuestra Señora de la Consolación de Sumampa, en el departamento Quebrachos.

Se trata de siete devotos marianos, oriundos de la ciudad de Caba, quienes llegados a tierras catamarqueñas, iniciaron su peregrinar a pie hacia el Santuario de Sumampa, en Santiago del Estero; portando una bella réplica de Nuestra Señora de Luján.

Destacaron la atención recibida del padre Hernan Oroná en la ciudad de Frías, ciudad natal de Pedro, el peregrino más veterano del grupo de los 7, quien con sus 70 años logró cruzar a pie la Cuesta del Portezuelo, de los cerros catamarqueños.

Entre los caminantes se encuentra el padre Adolfo Bernassi, quien a paso firme acompaña a los peregrinos y devotos en cada comunidad, como un alto en la posta para retomar energías y compartir con las comunidades y parroquias del camino.

Para este lunes programaron su llegada a Tío Pozo (departamento Loreto), siguiendo desde allí hacia la ciudad de Atamisqui, luego Chilca Juliana, Salavina, Los Telares, en camino hacia Sumampa, a donde esperan llegar mañana miércoles, así volver a unir los caminos de María, de Luján en Sumampa.

"Durante la misa comunitaria de ayer (por el domingo), en el Santuario de Loreto, sin pensarlo se reunieron las imágenes de María de Loreto, Luján, Sumampa y del Rosario de San Nicolás", expresó el padre Mariano Ledesma, rector del Santuario Loretano.

El grupo de peregrinos que partió el 1 de noviembre desde Luján está integrado por el padre Adolfo Benassi, Orlando Torrez, José Ignacio Compian, Pedro Carlos Peralta, Javier Miño, Francisco Antonio Ahumada, Luis Mario Flores y el padre Adolfo un sacerdote de La Rioja y un grupo de laicos que prestan apoyo logístico a los peregrinos.

 
Compartí
esta nota
También te puede interesar