Interior DEPARTAMENTO SALAVINA

La crecida del Dulce provocó los primeros desbordes de uno de sus brazos, el Saladillo del Rosario

Afortunadamente, desde hace diez días una retroexcavadora había estado quitando troncos, ramas y otros desechos del cauce del río contra el puente, por lo que al llegar la crecida, pudo fluir por debajo de la estructura sin mayor resistencia.

06/02/2018 -

SALAVINA (por corresponsalía de Añatuya) Tal como lo anunciara EL LIBERAL en su edición de ayer (Alertan a pobladores y pescadores del riesgo de eventuales desbordes), la crecida y posterior desborde del río Saldillo del Rosario, brazo del Dulce, pusieron en alerta a las autoridades de la zona y provinciales, porque el agua comenzó a inundar caminos de ingreso a parajes rurales, y la fuerte correntada arremetió contra el puente, provocando en uno de los costados un socavamiento que puso en peligro un estribo del puente, por lo que autoridades de Vialidad y de Recursos Hídricos de la provincia trabajaron toda la jornada, y lo seguirán haciendo hoy hasta solucionar el inconveniente. "El socavamiento en el estribo del puente fue rápidamente advertido, y comenzaron los trabajos de rellenado con piedra escollera, y máquinas que estaban trabajando hace días en el lugar, realizando tareas de mantenimiento. Eso hizo que rápidamente se actuara sobre el problema. De todas maneras, está restringido el tránsito de camiones cargados, pueden circular con precaución ómnibus y vehículos livianos", precisó a este medio, el ingeniero José Alfano, titular de Vialidad Provincial. Los Telares En tanto que desde el municipio de Los Telares están realizando un relevamiento en toda la zona rural, porque ya varias familias tuvieron que ser evacuadas. Vehículos de la comuna están trasladando a personas a lugares seguros, y se aguardaba con mucha expectativa el comportamiento del río en las siguientes horas. El intendente José Araujo, en diálogo con EL LIBERAL, relató: "Desde el domingo nos hemos complicado por la crecida del Saladillo. Hubo inconvenientes con el puente, pero rápidamente comenzó el trabajo de Vialidad. Hemos realizado un relevamiento en la zona rural para monitorear la situación. Muchas familias se están autoevacuando y hemos enviado ayuda para que la gente pueda sacar sus pertenencias". Añadió: "Son cerca de trescientas familias que se verán afectadas. Ha sido muy de repente la crecida y los desbordes. Todo se debe a las abundantes lluvias en el norte del país. Una vez que este río colme sus bañados, comenzará a trabajar el río Utis y el Dulce. Todavía está tranquila la situación en ambos cauces", subrayó.

 
Compartí
esta nota
También te puede interesar