Santiago PADRE JULIÁN CUEVA

El Seminario Santiago, El Mayor cierra un año "altamente productivo"

El acto de clausura del ciclo 2018 será mañana a las 20 con una misa que oficiará el obispo diocesano monseñor Vicente Bokalic.

06/12/2018 -

El rector del Seminario Santiago, El Mayor, padre Julián Cueva, analizó que la casa cierra un año "altamente productivo", por la proyección comunitaria que se tuvo, por lo cual agradeció "a Dios y a la Santísima Virgen María".

Cueva anunció que mañana será el cierre del año académico, con una misa que se oficiará a las 20 en el local del Seminario, y que será presidida por el obispo diocesano, monseñor Vicente Bokalic, y que concelebrarán el obispo auxiliar, monseñor Enrique Martínez Osola, y sacerdotes del clero santiagueño.

"Al final de la misa habrá un brindis destinado a las familias de los seminaristas y hemos invitado especialmente a todas aquellas personas que colaboran con el Seminario durante el año, tanto material como espiritualmente", anticipó el sacerdote.

Balance

Al pedírsele un balance del año que finaliza, el padre Cueva no dudó en calificarlo de "altamente productivo... gracias a Dios y a la Santísima Virgen".

"Hemos tenido, gracias a Dios, una gran proyección hacia la comunidad. Los seminaristas que están en Santiago trabajaron en distintos campos de las parroquias, han podido acercarse de lleno a la actividad apostólica pastoral, y también lo hicieron los que están estudiando Teología en Tucumán, porque ellos vienen a la Diócesis de Santiago y los sábados hacen su tarea apostólica en las parroquias locales", fundamentó.

Recordó, también, que se participó en numerosos acontecimientos, "como la festividad del Señor de los Milagros de Mailín; estuvimos en el comienzo del año de misiones; hemos hecho visitas a las casas, y tratamos de participar en la medida de nuestras posibilidades, porque el Seminario tiene un esquema puesto por la iglesia y los horarios nos limitan en cierto modo".

Propósito

El padre Julián Cueva sostuvo que pese a las limitaciones de tiempo propias de la formación que reciben los seminaristas, se trató "que tengan un contacto frecuente con la realidad, y que ese contacto pueda ser evaluado, y sea un contacto desde el aprendizaje que hacen a partir de su formación pastoral, porque aquí se forman futuros sacerdotes".

"Todo esto favorece mucho para la formación y al crecimiento de los futuros sacerdotes y, por eso, es muy positivo el balance de este año", concluyó.

 
Compartí
esta nota
También te puede interesar