×

Los Teruel están acorralados por la Justicia

- 22:15 Pura Vida

La situación de Mario Teruel y su hijo Lautaro está complicada. Mientras que Lautaro recibió una doble imputación por abuso sexual, ahora la Justicia tiene en la mira a Mario, quien podría quedar preso luego del procedimiento antidroga que se realizó días pasados en su domicilio de la capital salteña, de donde se secuestró una cantidad importante de plantas de marihuana.

Del caso se hizo cargo el titular de la Unidad Fiscal contra la Narcocriminalidad (Unifar), Santiago López Soto, pero éste ayer se declaró incompetente y solicitó al juez de Garantías Nº 2, Ignacio Colombo, que las actuaciones sean giradas al Juzgado Federal de Salta.

Efectuó ese planteo con el argumento de que el caso supera con creces la órbita de la Justicia ordinaria, quien en los procedimientos antidroga solamente puede intervenir cuando se trata de secuestros de menor cuantía, en lo que se conoce como “microtráfico”.

El allanamiento se realizó la semana pasada en la casa de Mario Teruel, medida que fue ordenada por el fiscal Sergio Federico Obeid, quien realizó una inspección ocular por el abuso de la menor. En el lugar, incautaron plantas de marihuana, cannabis, macetas, lámparas, fertilizantes, un extractor de aire y ramas en proceso de secado.

Las cannabis sativa fueron descubiertas en una habitación especialmente acondicionada para su cultivo en un nivel que a juicio de López Soto no puede ser considerada para uso personal. La utilización de fertilizantes, lámparas con plafón y rociador hacen presumir al fiscal que se trataría de un cultivo de marihuana de alta escala.

Lautaro Teruel, sin abogado

En tanto, ayer se confirmó que el abogado penalista Luciano Romano, defensor de Lautaro Teruel, acusado de abuso sexual por parte de una joven, renunció a la causa.

El letrado confirmó que es por “ética” debido a que la nueva denunciante del hijo de Mario Teruel es hermana de uno de sus mejores amigos. La mujer lo denunció de abuso sexual cuando ella tenía 19 años, hecho que habría ocurrido en el domicilio del denunciado, que derivó en la imputación de “supuesto abuso sexual con acceso carnal”.

El penalista explicó que al informarle a la familia Teruel de su decisión, le agradecieron la sinceridad y le pedían que siguiera en la causa. Respecto de la abogada Virginia Cabral, que también ejerció la defensa de Teruel, Romano confirmó que aún sigue en la causa, pero “evalúa su alejamiento porque formaban un equipo”.l


Más noticias de hoy