×

Hay que hablar del cáncer de mama

- 10:27 Opinión


Por la Dra. Cristina Rusz Maidana. Oncóloga clínica. Especialista UNC. 

El cáncer de mama es el cáncer más común entre las mujeres. Según datos del Siver-INC, se diagnostican más de 19.000 casos por año.

El cáncer de mama es difícil de prevenir, ya que es producto de distintos factores biológicos y estilo de vida.

Sabemos que podemos disminuir el riesgo de padecer cáncer en un 40% si adoptamos hábitos de vida saludable:

1. Consumir frutas y verduras

2. Ejercicio físico diario

3. Evitar el sobrepeso y la obesidad

4. Disminuir el consumo de alcohol 

5. Evitar la exposición al humo del tabaco en forma activa y pasiva.

El autoexamen de la mama es una técnica muy difundida para la detección de durezas o nódulos en la mama, pero este método no suple al examen de un profesional entrenado y mucho menos a los métodos de imagen como la mamografía que detecta al cáncer de mama precozmente, un nódulo menor a 1 cm tiene una chance de curación de un 90%.


Te recomendamos: Pautas para entrenar con altas temperaturas sin riesgos


La edad recomendada para realización de este método de diagnóstico es a partir de los 40 años, si la paciente no tiene antecedentes familiar directo de cáncer. Es muy importante que las mujeres tengan sus controles anuales con sus ginecólogos de cabecera.

Ante la presencia de un nódulo sospechoso, esa lesión se debe biopsiar en manos de expertos y con métodos seguros que evitarán la diseminación de células cancerosas en tejidos sanos.

Las mujeres con diagnóstico de cáncer de mama tienen diversas opciones para tratar la enfermedad, la terapia elegida dependerá de cada mujer en particular, su estado de salud y el tipo de tumor que tengan. Las opciones son: cirugía, radioterapia, hormonoterapia, quimioterapia y terapias blanco molecular (anti HER2, inhibidores de CDK4/6, antiangiogénicos, inhibidores Parp, inmunoterapia).

El cáncer de mama puede detectarse precozmente, puede curarse y en casos avanzados puede tratarse utilizando todas las estrategias terapéuticas mencionadas, en forma adecuada y oportuna para lograr beneficios en la supervivencia.

Un diagnóstico de cáncer es un acontecimiento que cambia la vida de una mujer producto del impacto de la noticia; es por eso que la paciente debe recibir toda la información sobre el tratamiento y los cuidados. Debe ser informada acerca de la enfermedad, aclarar sus dudas y debería ser atendida en su integridad tanto física como psicológica. Es importante el acompañamiento de la paciente por el equipo de salud, su familia y amigos para sobrellevar el derrotero de su enfermedad.

El cáncer de mama se detecta en forma precoz, puede curarse y en enfermedad avanzada, tiene tratamiento.


Te recomendamos: Radiación solar y salud ocular


MITOS:

1. “Tener pechos pequeños nos hace menos propensa a tener cáncer de mama”: falso, el tamaño no tiene que ver con la probabilidad de desarrollar cáncer.

2. “Los corpiños con arco dificultan la circulación sanguínea y linfática y esto puede provocar cáncer”: falso, no existe ninguna relación entre uso de ropa interior y el cáncer.

3. “Si no tengo antecedentes de cáncer en la familia, no desarrollaré cáncer”: falso, porque la mayoría de los cánceres son esporádicos, significa que no están relacionados con la herencia.

4. “Los antitranspirantes son nocivos y provocan cáncer”: falso, solo pueden provocar dermatitis en personas con piel sensible.

5. “Existen yuyos o suplementos de hierbas medicinales que curan el cáncer”: falso, no existen estudios científicos que demuestren su poder curativo.


Más noticias de hoy