×

El consumidor, afectado por la crisis, se restringe cada vez más a las súper ofertas y sólo compra alimentos

Las marcas propias, las segundas marcas, promociones y la compra preventiva para guardar lo que esté en precio, marcan el escenario del consumo.

- 01:38 Economía

La mayoría de los supermercados y autoservicios comenzaron a implementar desde hace unos meses, un listado de casi medio centenar de productos que salen cada semana en oferta para tratar de atraer a los consumidores.

Otros presentan promociones variadas con descuento y del tipo 3x2, con el objetivo de captar a un consumidor con el poder adquisitivo diezmado por el efecto de la inflación a partir de la crisis económica nacional.

En este contexto de caída de ingresos y suba de precios cada vez más frecuentes, el consumidor santiagueño se ha vuelto cada vez más cauteloso y proclive a buscar consumir sólo artículos en promociones o en oferta.

 Los productos que más se reponen en góndola son los de bajo precio: los de segundas y terceras marcas, de marca propia o los que se ofrecen con la marca Leader Price o Great Value. Cada vez son menos los que prefieren las primeras marcas.

“Lo que más se está vendiendo es comida. Después de las elecciones hubo un parate muy importante en el consumo. Nos ayudaron mucho las ofertas que sacamos con buenos descuentos durante 4 días. Pero luego de esa acción, tenemos una caída impresionante en ventas”, dijo Eduardo, encargado del salón de una de las grandes superficies comerciales.

Agregó que “hoy la gente deja de comprar lo que no necesita, cosa que antes podía por ahí hacer. Ahora, compra lo que necesita y lo que puede guardar. No compra nada como para darse un gusto”. Prueba de lo que afirma es que “la participación de productos de precio más bajo de marca propia está en un 20% de participación por categoría, cuando el año pasado estaba entre 10 y 11%. La aceptación de esa marca ha sido muy fuerte. Estamos viendo la posibilidad de vender más, pero chocamos con la posibilidad de contar con más volumen por la gran demanda que hubo”.

Celia, la encargada de otro supermercado céntrico, señaló que “hoy la gente busca más las segundas marcas, mira mucho los precios. De cada 10 personas que miran las góndolas, por lo menos 6 están con la calculadora del celular. Eso se ve mucho. También hay muchos casos que llegan a la caja y cuando van a pagar no les alcanza y dejan mercadería. Todas las mañanas llenamos 2 ó 3 carros con cosas que la gente deja”.  


Más noticias de hoy